Yakamoz S-245. La ampliación del universo de Into The Night.

El pasado 20 de abril Netflix estrenó la serie turca Yakamoz S-245, un spin-off que viene a ampliar el universo creado por la serie belga Into The Night, que con sus dos temporadas se ha convertido en una de las mejores series de ciencia ficción que la plataforma más popular de streaming tiene en su extenso catálogo. Ambos títulos están basados, a su vez, en la novela polaca La vejez de Axolotl, de Jacek Dukaj.

Si en Into The Night los protagonistas huían del sol en su primera temporada en un avión mientras que en la segunda se refugiaron en un bunker. En Yakamoz S-245 los supervivientes de este fin del mundo logran sobrevivir escondidos en un submarino (el S-245).

Navegando en profundidades por debajo de los 50 metros, los tripulantes logran evadir las partículas que el astro emite y que han aniquilado a casi la totalidad de la población mundial. Una serie con un ritmo trepidante que mezcla la supervivencia con la aventura y un poco de romance, pero sin abusar mucho de esto último.

Yakamoz S-245. Encajando las piezas

Yakamoz es una palabra turca que tiene un significado casi poético y que encaja muy bien en la trama de esta historia: reflejo de la luna sobre el agua. Si tenemos en cuenta que la gran mayoría de los siete episodios que tiene esta primera temporada, vamos a estar sumergidos bajo el agua y que los protagonistas solo pueden salir cuando la luna brille, resulta un título muy adecuado.

Aunque no vamos a pasar todo el tiempo encerrados en un pequeño submarino. La serie tendrá momentos muy intensos donde asistiremos a aventuras en la superficie con un ritmo bastante acelerado. No olvidemos que el peligro lo tiene el sol, por lo que el tiempo se convierte en otro enemigo a batir.

En SinSpoiler

La Brea

Como ya sucedió en Into The Night, no solo el enemigo es el sol. Por lo menos a ese lo conocen y saben cómo evitarlo. El mayor riesgo será el mismo ser humano. Esto convertirá a Yakamoz S-245 en un survival donde no te puedes fiar de casi nadie. Y eso lo podemos ver en la difícil convivencia que existe en el submarino, creándose dos grupos que dudan unos de otros.

La serie nos va a dar datos que desconocíamos, como por ejemplo la forma en que la gente muere; o que todo lo sucedido fue descubierto con antelación, pero nadie hizo nada para prevenir a la población; y otras sorpresas que iremos conociendo.

Se sitúa en la misma línea temporal que la serie belga, y si la has visto, es muy fácil hacer encajar las piezas entre una y otra. Cosa que supone un aliciente más. El ir descubriendo como partes de Yakamoz S-245 tienen su explicación en Into The Night, y al revés, hace que ambas sean más atractivas para el espectador que es capaz de encajar las piezas del puzzle por sí mismo.

yakamoz s-245

Una trama trepidante

La serie está creada por Jason George (Into The Night y Alice in Borderland entre otros). Y en esta ocasión también participa en este proyecto como guionista, junto a  Atasay Koç y Cansu Coban (The Gift/Hakan, el Protector) y Sami Berat Marçali.

Yakamoz S-245 está protagonizada por dos actores bastante conocidos en las telenovelas turcas, pero que aquí veremos en un registro totalmente diferente. Arman (Kivanç Tatlitug) es un biólogo que vive tranquilamente y casi aislado dedicado a sus estudios. Esa tranquilidad se romperá cuando su antigua novia, Defne (Özge Özpirinçci) aparezca para ofrecerle la posibilidad de participar en un proyecto muy atractivo.

yakamoz s-245

En un principio Arman no parece interesado en él, ya que detrás del mismo se encuentra su padre con el que no tiene una buena relación. Pero al final aceptará y se volverá a encontrar con viejos compañeros de equipos y otros nuevos.

Todos ellos emprenderán una investigación cargados de ilusión. Pero todo se romperá cuando descubran que algo extraño está sucediendo en la superficie. El equipo deberá sobrevivir y mantenerse alejado del peligroso sol, y para eso acabarán dentro de un submarino militar que estaba en la zona realizando una misión secreta.

Hace apenas unos días que se estrenó esta primera temporada pero ya se está hablando de una continuación a esta historia que podría llegarnos en 2023. Mientras tanto es un buen momento para visualizar la serie turca junto con la belga, una propuesta que no decepciona.