Saltar al contenido

The Witcher El origen de la sangre (2022), en Netflix.

Netflix estrenó el 258 de diciembre del 2022, The Witcher El origen de la sangre. 4 episodios que pretendían ampliar el mundo entorno a Geralt de Rivia (de momento Henry Cavill) y dar una explicación al nacimiento de los brujos. Pero lo único que ha conseguido es el enfado generalizado de los seguidores de la saga, y no seguidores, por darnos una trama carente de emoción, alma y sin trascendencia.

De hecho, las redes sociales se llenaron de comentarios donde se decía que para hacer lo que han hecho simplemente era mejor no hacer nada. E incluso algunos, más atrevidos y críticos, aludieron a que The Witcher El origen de la sangre es una burla para todos aquellos que disfrutaron de las dos temporadas de una de las mejores series que tiene la plataforma de streaming: The Witcher.

La verdad es que da la sensación que solo han querido subirse al carro del éxito, y pensaron que cualquier cosa relacionada con la novela de Andrzej Sapkowski triunfaría por su propio peso. Así que se puede decir que ellos mismos han creado su propio fracaso al creer que no tenían que hacer ningún esfuerzo y que simplemente iba a gustar por ser de quien es.

The Witcher El origen de la sangre. Una oportunidad perdida.

Empecé a ver The Witcher El origen de la sangre con mucha ilusión. La historia de Geralt de Rivia me fascinó hace ya muchos años cuando me leía la saga, y la serie de Netflix cumplió de forma decente mis expectativas, así que esperaba algo del mismo nivel con esta precuela. Solo hicieron falta unos minutos del primer episodio para darme cuenta que esta miniserie no era lo esperado.

Su trama, siendo sencilla, muy sencilla, se me hacía confusa. Eran muchos personajes y ninguno de ellos se había presentado con la profundidad suficiente como para entender el motivo de sus decisiones. De hecho, esos cambios en su forma de actuar pasando de un pensamiento a otro completamente radical, me dejaban un poco wat?.

Vale que The Witcher El origen de la sangre es una serie de solo 4 episodios y podrían decirnos que no había tiempo para conocerlos mejor. Pero podrían haber sustituido esas escenas donde nos narraban hechos para mostrarlos aunque fuera de forma muy esquemática, porque todos sabemos que una imagen vale más que mil palabras. Y porque es una serie, algo visual, necesitamos ver las historias que nos cuentan.

The Witcher El origen de la sangre

A esto hay que unir que The Witcher El secreto de la sangre tiene una trama pobre, donde un grupo de personas muy diferentes, y enemigos antes, acaban uniéndose con un fin en común. Todos ellos emprenden un viaje para derrotar a su enemigo, y de pasada como por casualidad, nos cuentan el origen del primer brujo.

No dejo de pensar que Netflix ha desaprovechado una oportunidad de oro para crear una historia que podría tener mucho recorrido. The Witcher El secreto de la sangre tenía por delante 1200 años para desarrollar una historia atrapante a la que ir añadiendo temporadas y así poder ampliar el universo de The Witcher.

Cuando lo único que llama tu atención es el vestuario de un personaje…

He visto los cuatro episodios de The Witcher El secreto de la sangre sin tener ninguna empatía por ninguno de sus personajes. Quizá el único personaje que me ‘caía bien‘ era Scian (Michelle Yeoh), por su forma de ser y por la historia que no nos cuentan pero nos dejan entrever. Una pena que no hayan sabido aprovechar mucho más el potencial tanto del personaje como de la actriz que lo interpreta, y que haya quedado totalmente relegada a un segundo plano en que es fácil olvidarse de ella.

Los dos protagonistas de The Witcher El secreto de la sangre hacen lo que pueden para sacar a flote una historia sosa y sin alma. Sophia Brown es Eile, una joven guerrera que cambió a su tribu por la música consiguiendo ser reconocida por ello. Le acompaña Fjall (Laurence O’Fuarain), desterrado por su propia tribu y convertido en un paria sin futuro.

Ambos llevarán el peso de la historia acompañados por un grupo de personajes marginados que quieren arrebatarle el poder a la recién proclamada Emperatriz Merwyn (Mirren Mack), con unas ideas muy bucólicas de hacia donde dirigir a su pueblo, pero acompañada por un ‘malo’ sin carácter Syndrill (Zach Wyatt). Un mago con problemas de autoestima que no hace más que recalcárnoslos cada vez que tiene oportunidad.

The Witcher El origen de la sangre

Así que al final acabé viendo The Witcher El secreto de la sangre como si oyera un podcast insulso y solo ponía atención cada vez que Merwyn aparecía en escena para fijarme en su suntuoso vestuario y sus originales peinados. Mala señal si una serie solo llama tu atención por eso ¿no crees?

Qué dice Netflix de The Witcher El origen de la sangre.

Resumen

Ambientada en un mundo élfico 1200 años antes de la serie The Witcher El origen de la sangre es un relato perdido en la noche de los tiempos: la historia de siete parias que aúnan fuerzas contra el inimaginable poder que se lo ha arrebatado todo. Su sangrienta búsqueda de venganza engendra el prototipo de brujo en un conflicto que desencadenará la Conjunción de las Esferas, el cataclismo durante el cual se fusionaron los mundos de los monstruos, humanos y elfos.

Sinopsis

Todo cuento tiene un principio. Descubre la historia jamás contada del Continente en la nueva serie The Witcher El origen de la sangre, precuela ambientada en un mundo élfico 1200 años antes de los sucesos de The Witcher. Esta serie es un relato perdido en la noche de los tiempos sobre la creación del prototipo de brujo y los sucesos que confluyeron en el momento clave de la Conjunción de las Esferas, cuando los mundos de los monstruos, humanos y elfos se fusionaron en uno. The Witcher: El origen de la sangre se estrenará el 25 de diciembre del 2022.