Saltar al contenido

The Big4 (2022) Película de Netflix.

Podríamos decir que The Big4 es un ‘experimento’ que su director, Timo Tjahjanto ha querido llevar a cabo. Y esto lo digo porque el director indio ha salido de sus tramas de terror (V/H/S, Killers) para llevarnos a una comedia de acción donde ha acelerado tanto que no ha podido frenar…

Con un aire que me recordaba demasiado a aquellas películas de video club donde Bud Spencer y Terence Hill repartían guantazos a diestro y siniestro sin mucho sentido, y que eran el motivo que hacía que las viéramos, nos llega en el 2022 una película que no encaja mucho en todo lo que se está haciendo en estos años en el mundo del cine.

De ahí mi pensamiento que su director, que también ha sido el encargado de hacer el guion junto a Johanna Wattimena, ha querido dar rienda suelta a su imaginación y se ha atrevido a salirse de la línea de puntos con esta comedia pasada de rosca.

The Big4. Demasiado de todo.

La historia en sí no está mal. Un personaje que se dedica a ayudar a la población en una época donde Yakarta es invadida por el terror provocado por delincuentes que la policía no puede detener. Este hombre es Petrus (Budi Ros), el creador de The Big4, una organización liberal formada por tres hombres y una mujer con una personalidad bastante peculiar pero con un talento innato cada uno de ellos, que los hace un grupo excepcional trabajando juntos.

The Big4

Entre estos cuatro personajes y Petrus se establece una relación paternal pero que tiene que mantenerse oculta. De hecho, su propia hija Dina (Putri Marino) desconoce la existencia de The Big4 y nada sabe de estos cuatro personajes que eran como hijos para su padre.

Y nada hubiera sabido de todo eso sino es porque el día en que la joven es nombrada como oficial de policía, su padre es vilmente asesinado. Esto hará que Dina empiece una investigación para descubrir al asesino de Petrus, y dará con estos cuatro personajes que ahora dedican su vida a labores mucho más calmadas que a acabar con ‘los malos’.

Así pues, The Big4 es una historia de venganza en tono cómico, con escenas de acción interminables y sin mucho sentido que acaban con la paciencia del más calmado. Y es que uno de los principales problemas de esta película es que dura más de dos horas, durante las cuales vamos a asistir a situaciones sacadas de tiesto, muy forzadas, con un humor pasado de rosca que pone fácil eso de pararla y pasar a otra cosa.