Saltar al contenido

Tempestad por Navidad (2022) Miniserie de Netflix.

Netflix estrenó a mediados de diciembre del 2022 la miniserie dramática Tempestad por Navidad. Seis episodios de aproximadamente media hora cada uno, que nos lleva hasta un aeropuerto al que una tormenta ha paralizado, donde conoceremos a varias personas que se han quedado esperando que sus vuelos despeguen justo poco antes de Navidad.

La miniserie noruega está creada por Per-Olav Sorensen, el director de La Playlist y creador de otra serie navideña, Navidad en casa, de la que hace poco Netflix estrenó una adaptación italiana Odio la Navidad que no ha llegado a gustar tanto como la original. Así que estamos ante un director que sabe contar historias sencillas y amenas.

Tempestad por Navidad. La magia de lo sencillo.

¿Se puede decir que una serie es dulce sin que esto suene cursi? Porque eso es lo que Tempestad por Navidad es. Supongo que esto es lo normal si pensamos que se trata de una película navideña. La serie se sirve de esta época del año para contarnos varias historias muy humanas de unos pasajeros atrapados en un aeropuerto por una tormenta. Pero, no es la típica trama navideña.

De una forma sencilla y con unos diálogos que son su base, nos presentarán historias de forma muy amena. Y eso ya es un logro porque introducir tantos personajes y desarrollarlos del modo en que lo hacen en solo tres horas y media, y que todos ellos nos resulten cercanos y entrañables, significa que detrás hay una gran labor que se ha centrado mucho en la creación de estos peculiares personajes.

Tempestad por Navidad nos trae unos personajes bastante normales con unas vidas, que de primeras, no llaman la atención pero a las que han sabido darles un enfoque muy humano y por eso se nos hace fácil empatizar con sus protagonistas. Aquí no hay giros sorpresivos, no hay acción, y sin embargo Tempestad por Navidad mantiene tu atención por saber como acaba cada una de las tramas que nos están contando.

Tempestad por Navidad

Tempestad por Navidad es una narración de la vida cotidiana que se sirve de la época navideña para mostrarnos la capacidad del ser humano de relacionarse. Donde hasta la persona más desagradable, en el fondo, tiene un lado más amable que al final acaba por aparecer. Una especie de moraleja que nos viene a decir que todo el mundo es bueno por naturaleza, aunque a algunos les cueste más que a otros demostrarlo.

23 de diciembre del 2022.

Estamos en el aeropuerto de Oslo, un día antes de Nochebuena, donde los pasajeros se preparan para emprender un vuelo que los lleve a reencontrarse con sus familiares, unas vacaciones para desconectar y disfrutar en familia de estas fechas o quizá a saltarse estas épocas festivas por culpa de compromisos laborales.

Todas estas personas tienen un motivo para emprender este viaje. Es como en Tempestad por Navidad nos dice en uno de sus diálogos, un punto y aparte en la historia de sus vidas donde se abre una nueva oportunidad, un nuevo camino donde pueden elegir cómo empezar esta nueva etapa.

Pero una tormenta de nieve hará que se cancelen sus vuelos y les obligará a pasar esas horas previas a la Navidad en un aeropuerto donde las historias empezarán a mezclarse y a salir a la luz mientras los protagonistas interactúan unos con otros. Todo ello en un momento en el que la espera no es algo agradable ni fácil. Un paréntesis que los detiene y les hace reflexionar sobre su vida, lo que esperan de ella y hacia donde quieren ir.

Todo ello de forma casual y bien medido. No hay relleno, cada diálogo está estudiado para que tenga un efecto y con un propósito determinado. Todo se va relacionando a medida que nos acercamos más a estos protagonistas tan cotidianos y vamos conociéndolos un poco mejor a todos los personajes de Tempestad por Navidad.

No todas las historias de Tempestad por Navidad se van a desarrollar en el aeropuerto, tendremos dos tramas que nos llevarán fuera de él de una forma bastante atropellada. Lo curioso es que justo estas historias se convierten en algo bastante anormal, pero la forma en la que nos las presentan nos la hacen creíbles y hasta divertidas por momentos.

Los personajes de Tempestad por Navidad.

Empezamos por Trine (Line Verndal) y Sindre (Oscar Jean), un matrimonio que viaja para pasar una Navidades lejos del bullicio de estas fiestas junto a su hija Kaia (Talia Lorentzen). Un viaje que piensan les hará relajarse sin darse cuenta de que por mucho que cambien de lugar eso no es posible, ya que ellos son los culpables de ese desorden que tienen en sus vidas.

Sus continuas peleas, por cosas sin importancia todas ellas, hacen que su hija se sienta incómoda y harta de esta situación. Lo que se presuponía como un viaje para escapar les llevará a pararse a pensar y darse cuenta lo que está sucediendo con ellos.

Stine (Sus Noreen Jondahl Wilkins) está a punto de emprender un viaje de negocios, o eso es lo que le ha dicho a su novio que no entiende porque tiene que viajar justo antes de Navidad. En realidad, la mujer tiene un amante y ese viaje es una excusa para verse con él. Durante estas horas, Stine se verá atrapada en sus propias decisiones, echándole la culpa a otros de su mala suerte, sin ser capaz de ver que todo se debe a ella y a la forma en que está dirigiendo su vida.

Olav (Ravdeep Singh Bajwa) y Diana (Hanna Ardéhn) nos darán una historia muy tópica de amor. El es un piloto bastante serio y pragmático, mientras que ella es una mujer romántica que precisamente busca con un viaje a París a ese príncipe azul con el que tener una historia de amor de ensueño.

Tempestad por Navidad

Dennis Storhøi interpreta a Arthur en Tempestad por Navidad, un famoso pianista que no está atravesando por sus mejores momentos laborales. Esto lo vuelve en una persona irritable y un cascarrabias que solo sabe quejarse de todo lo que está sucediendo. Pero su encuentro con un niño pequeño portugués al que van a operar de la vista hará que su forma de ver la vida cambie por completo.

El hombre establecerá una relación entrañable con el pequeño gracias a las habilidades que este tiene para la música. Y será en ese momento cuando Arthur entienda mejor que nunca, lo que significa ese punto y aparte del que hablábamos unas líneas más arriba.

Tenemos a Ronja (Maibritt Saerens) una sacerdotisa con problemas de fe. La mujer no cree que pueda ser esa persona que todos buscan como apoyo para seguir adelante. Piensa que su vida no tiene ese sentido y que no está ayudando a nadie. Justo en medio de esos pensamientos tendrá que hacerse cargo de un anciano perdido del que nadie sabe nada, y que le ayudará a entender mejor su propósito en la vida.

Uno de los personajes más entrañables en Tempestad por Navidad, es sin duda David (Jan Gunnar Røise) un hombre bondadoso por naturaleza que siempre está dispuesto a ayudar incluso cuando no se le ha pedido. Una persona con la que es fácil hablar y que nos cautiva con su sencilla forma de ser. Nos descubrirá una triste historia con un final lleno de optimismo.

Otro personaje que se hace querer es Marius (Jon Øigarden), el barman del aeropuerto. Un hombre que no está atravesando por los mejores momentos de su vida pero que aun así se mantiene en su puesto de trabajo para ayudar en todo lo posible a esos pasajeros atrapados por la tormenta de nieve. Su labor va más allá de servirles bebidas, ya que se convierte en oyente de esas historias que cada personaje lleva a sus espaldas.

Tempestad por Navidad

Henrick (Valter Skarsgård), Sara y Alex (Ibrahim Faal) son tres personajes fundamentales para Tempestad por Navidad aunque sus historias no sean tratadas tan a fondo como las del resto, pero eso no quiere decir que no tengan su papel. El primero de ellos es un joven que huye de las relaciones pero que se va a encontrar de una manera inesperada en medio de una un tanto particular. Sara, es una joven que viaja para encontrarse con su padre y pasar con él estas fechas. Por su parte Alex, trabaja como Papá Noel en el aeropuerto. Un trabajo que saca lo peor de él al oír lo materialista que son los niños pequeños, pidiéndole Iphones y bolsos caros sin entender el verdadero significado de estas fiestas.

También conoceremos a Ida (Ida Elise Broch) una cantante famosa que se ha convertido en una mujer déspota y con mal carácter por culpa de que su orientación sexual no ha sido aceptada por su madre. Esto le hace creerse con el derecho de despreciar a todos los que se acercan a ella, y en particular a su ayudante Ingvild (Evelyn Rasmussen Osazuwa) a la que está continuamente ninguneando.

Este viaje le dará una lección sobre la vida que no olvidará nunca y supondrá una nueva forma de enfrentarse a ella sin necesidad de ser borde. Además, le espera un encuentro con alguien que le devolverá el brillo a los ojos.

Por último tenemos a Bobbie (Alexandra Rapaport) una estirada abogada, snob, con dinero y un carácter odioso que emprenderá un viaje para llegar a una importante reunión en Londres encontrándose por el camino con algo que no contaba y que también le hará reflexionar sobre la clase de vida que lleva. Uno de mis personajes favoritos de Tempestad por Navidad.