Saltar al contenido

Robo mundial (2022). Un robo que no es por dinero.

Robo mundial es una mini serie argentina que tienes disponible en Star, en Disney+. Está creada por Gabriel Nicoli y cuenta con tan solo seis episodios de una media hora cada uno de ellos. Se trata de una comedia que nos llevará a conocer a un improvisado grupo de ladrones que tienen como objetivo robar nada menos que la copa del mundial de fútbol.

Está protagoniza por Joaquín Furriel como Lucho, Benjamín Amadeo será Willy, Carla Quevedo en el papel de Bárbara, Javier Gómez como Frank, Hugo Piccinini como Hugo ‘fafa’, Diego De Paula como Andrés, Hugo Quiril en el papel de Hugo, entre otros actores.

Robo mundial. Con el fútbol no se juega.

Sin ninguna duda uno de los deportes que más seguidores tiene es el fútbol. De tal manera que traspasa los límites de lo que es un hobby para convertirlo en una pasión que supone para muchos una ilusión que tiene su culminación con la celebración cada cuatro años de su mundial. Un evento que supone la máxima coronación para el equipo que la gane y que llena de alegría a sus seguidores.

Esto es lo que vamos a poder ver en Robo mundial. Lucho sabe lo importante que es para su hijo pequeño este deporte, por eso no duda en vender sus objetos personales para conseguir dinero para llevarlo a ver el mundial de fútbol cuando Argentina se clasifica.

Esta clasificación es una nueva esperanza para todos los argentinos ya que su selección es una de las favoritas y este año podría ser el de su victoria. Todos están ilusionados y celebran con euforia este acontecimiento.

Pero, Argentina es eliminada de forma fulminante del mundial por una muy cuestionable decisión que sumirá al pueblo argentino en la decepción y la impotencia, ya que nada se puede hacer para devolver esos sueños de triunfos a una población castigada con una vida gris.

Robo mundial

Lucho se siente abatido y defraudado más por su hijo que por él. Siente que le han robado una de las pocas cosas que le quedaban para disfrutar con el pequeño. Además, su situación laboral se verá comprometida ya que la empresa donde trabaja había hecho una promoción para el mundial donde devolvería el dinero de las televisiones compradas para ver el mundial si Argentina no se clasificaba.

Todo esto va haciendo mella en el hombre y sus amigos que ven con impotencia como en tan solo unas horas sus ilusiones se van al traste sin poder hacer nada para evitarlo. Pero ¿y si pudieran hacer algo? Esta vez no querían quedarse de manos cruzadas permitiendo esa injusticia. Y así es como se crea un grupo de personas muy normales que planean robar la copa mundial para usarla como moneda de cambio para que Argentina vuelva al mundial.

Divertida y entrañable.

Robo mundial nos trae en clave de humor una historia que tiene un fondo agridulce y a la vez esperanzador. Nos muestra la vida de unos personajes donde el fútbol supone una ilusión que comparten con sus compañeros. Como hemos dicho, no es solo un deporte, es una excusa para reunirse y comentar, algo que les permite ver el futuro con optimismo.

Durante sus seis episodios veremos la planificación y ejecución de este extraordinario robo, dándonos momentos de suspense donde los amantes de las tramas de ladrones pasarán un buen rato además de que es muy divertido.

Robo mundial

Pero Robo mundial va más allá de un mero robo. Se trata más bien de una crítica hacia ese poder que está en manos de unos pocos y que manejan las ilusiones y la vida de millones de personas simplemente porque pueden, y sin importarle el daño que hacen.

Lucho y sus amigos, con ese acto de rebeldía inyectan a la defraudada población algo por lo que luchar. Ese delito que cometieron los transformará en héroes para muchos. Son esas personitas que no se dejaron pisar cuando la decisión de una sola persona jugó de manera tan sucia con el porvenir y los sueños del resto.

Por supuesto que Robo mundial tiene otra lectura que da mucho que pensar. Nos suben la gasolina y no pasa nada. Nos suben los precios y no pasa nada. Nos ahogan a impuestos y tampoco pasa nada. Pero ojo, el fútbol ni tocarlo porque la gente sale a los balcones y a la calle a protestar… Necesitamos más ‘Luchos’ pero esta vez para el día a día.