Reacher. Thriller y acción más parecido a los libros.

Amazon Prime Video estrenó el pasado 4 de febrero Reacher, una de las novedades fuertes de este mes y que pretende sea todo un éxito. Se trata de una adaptación de la novela Zona Peligrosa, del escritor inglés Lee Child, creador de este personaje que ha protagonizado 30 de sus novelas.

No es la primera vez que vemos a este exmilitar estadounidense en acción. Tom Cruise fue el elegido para darle vida en dos películas: Jack Reacher, y Jack Reacher: nunca mires atrás. La elección del actor como protagonista estuvo rodeada de polémica, ya que según lo describe su autor, el exmilitar experto en meterse en líos, mide más de 1.90 y tiene una masa muscular considerable.

Para contrarrestar esta falta de parecido físico, las películas contaban con el carisma Cruise. Aunque tampoco eso salvó a la segunda de convertirse en una película que pasó sin pena ni gloria por nuestros cines.

Reacher y Alan Ritchson

El propio escritor participó en el casting del protagonista de sus novelas. Esta vez buscaban a alguien que se pareciera a como lo describían sus libros, no sólo físicamente. Sabemos que Reacher es un hombre que impone respeto solo con mirarlo. Si eres bueno, lo quieres como amigo, y si eres malo, mejor no enfrentarse a él.

En las novelas Reacher es un hombre de pocas palabras, pero cuando habla es sincero y directo. Un personaje que tiene la habilidad de salir indemne de los líos en los que se mete con su talento natural y los métodos aprendidos en su etapa como soldado.

Alan Ritchson cumple a la perfección con el aspecto físico de Reacher. Una enorme mole musculosa capaz de enfrentarse a cinco matones y acabar con ellos con un solo rasguño en su ceja, por ejemplo. Y en cuanto al resto de caracterización del personaje, de momento, cumple también con el parecido al protagonista de las novelas.

Inevitablemente surgen las comparaciones entre Ritchon y Cruise. El segundo tiene un carisma que el primero no tiene, y eso se nota en la pantalla. Pero, en realidad, el primero se parece más al Reacher de las novelas, así que si buscaban una caracterización fiel, con Ritchon lo han logrado.

reacher

Mi opinión sobre quien de los dos es mejor no es muy imparcial. Nunca he sido fan de Tom Cruise por lo que no he visto ninguna de las dos películas, así que no puedo comparar a ambos actores en el mismo papel. Pero si que he visto Reacher, y he empatizado con su protagonista. Su forma de llegar atar cabos y llegar a las respuestas me ha recordado a la intuición de Sherlock Holmes, y me ha parecido bastante entretenido.

Conforme los episodios avanzan vas conociendo un poco mejor a este intrépido personaje y su forma de ser, empezando a sentir que el papel le queda bien. Además, la serie cuenta con pequeños flashbacks que nos llevan a la etapa adolescente de nuestro protagonista. Una manera indirecta de hacernos conocer un poco mejor a Reacher.

Junto con Ritchson tenemos a Malcoom Goodwin (Finlay), un personaje que me ha encantado y que encaja a la perfección como pareja de investigación del exmilitar. Y por el lado femenino está la agente novata y con mucho carácter Roscoe, interpretado por Willa Fitzgerald.

Thriller y acción

Dejando de un lado la controversia con los protagonistas y centrándonos en la serie, su trama y su evolución, Reacher cumple con lo que promete. Es un intenso thriller con una investigación interesante que te va atrapando. Eso sí, tendrás que estar pendiente de todo por que la trama empieza a complicarse y se va extendiendo, mostrándonos algo más complejo de lo que en un principio parecía ser.

Reacher es acusado de asesinato nada más llegar a Margrave, un pequeño pueblo situado en Giorgia, donde ha aparecido el cuerpo de un desconocido al que han matado de forma muy profesional. Poco a poco el exmilitar cambiará de lado, y terminará ayudando a la policía del pueblo a descubrir que está sucediendo.

La serie nos deja alguna que otra escena de acción donde podemos ver a Reacher repartir tortas. Aunque el punto fuerte de la misma no es precisamente eso. Estamos ante un thriller al cien por cien, y lo que atrapa es la trama y la forma en que van atando cabos y haciendo encajar las piezas del puzzle para descubrir quien esta detrás de todo.

Por mi parte, si hacen una segunda temporada, la veré.