Saltar al contenido

Plan de estudios (2022) Acción con un toque retro.

Netflix estrenó el miércoles 24 de noviembre de 2022 la película de acción polaca Plan de estudios. Un thriller de una hora y cuarenta minutos que nos lleva a un instituto donde sus alumnos viven atemorizados por una banda que se dedica al tráfico de drogas.

Está dirigida por Daniel Markowicz siguiendo un guion de Daniel Bernardi. El protagonista principal es Marcin Bosak que dará vida al polifacético ex policía Damián, que lo mismo te da una paliza como te enseña Historia en el instituto.

El argumento es sencillo: Damián se infiltrará en el instituto donde su difunto amigo y compañero daba clases para averiguar quien fue el culpable de su muerte.

Plan de estudios. Peleas en una historia convencional.

Un ex policía en busca de venganza. Si, ya hemos visto muchas otras películas con esa trama, pero aun hay más y todo muy repetitivo. Para darle un poco de gracia, nos llevan hasta un instituto con graves problemas de matones dentro y fuera de él. Vale, esto también lo hemos visto ya, es verdad. Damián se hará pasar por profesor de Historia para descubrir al asesino de su compañero y mejor amigo. Vaya, esto tampoco es nuevo…

Pues tienes razón, Plan de estudios es una película tipo, que repite todos los clichés que se esperan en esta clase de tramas. Tenemos al hijo del difunto que no está pasando por los mejores momentos de su vida, una clase de chicos con sueños y también mucho miedo, a Damián que va descubriendo cositas mientras los malos se lo ponen cada vez más difícil… Y un final donde todo se resuelve en un plis plas después del calvario por el que ha pasado el protagonista.

Plan de estudios
El protagonista no resulta bien parado…

No seré yo quien diga que todo eso está mal. De hecho, Plan de estudios puede resultar entretenida para todos los que les gusten las películas de peleas mezcladas con injusticias donde un grupo de delincuentes tiene contra las cuerdas a una mayoría.

Es verdad que todo es parecido a algo que ya has visto, pero tiene su gracia. El protagonista, sin ser un tipo musculado, nos ofrece unas peleas interesantes. Además y quizá por esa tristeza que lo envuelve, nos hace conectar con él y entendemos la lucha que emprende en solitario. Otra cosa que siempre resulta atractiva, ya que a todos nos gustan ese tira y afloja entre un grupo de delincuentes y un solitario personaje con mucho valor que no duda en enfrentarse a ellos.

Volvemos al pasado.

Si estás pensando en si darle al play y ver Plan de estudios o no te diré que si te gustan las películas con regustillo retro, adelante con ello. La cinta tiene un olor a nostalgia que, si eres de los que ya tienen una edad, te recordará a aquellas películas que alquilabas en el video club y que veías sin esperar nada de ellas mientras pasabas un rato entretenido.

No hay grandes escenas de acción de esas a las que nos tienen acostumbradas los thrillers actualmente, y todo su ‘encanto’ se basa en las habilidades personales del ex policía que la protagoniza. Esas habilidades son básicamente ser un maestro peleándose y tener un buen olfato a la hora de descubrir tapaderas.

Plan de estudios
Damián enfrentándose el solito a nada menos que tres malhechores

Personalmente no soy muy fan de las películas de peleas, pero he visto Plan de estudios y me ha parecido entretenida sin tirar cohetes. Y esto es básicamente a ese aire retro unido a la trama del justiciero solitario que le da un puntillo interesante a la película. Como siempre digo, para gustos colores y todos ellos muy respetables.

Así que si te decides a darle una oportunidad a esta película, espero que la disfrutes, y si quieres pásate por nuestro facebook y nos cuentas que te ha parecido.