Parot, buena idea pero se desviaron

Amazon Prime Video estrenó a finales de mayo la serie Parot. Se trata de una producción hecha en España por RTVE y Amazon. Cuenta con 10 episodios de una hora cada uno que nos van llevando por dos historias de intriga y suspense protagonizada por la agente de policía Isabel Mora.

Parot: Sinópsis

La serie cuenta como base la doctrina Parot, cuya aplicación puso en la calle a presos peligrosos que habían sido culpado de delitos muy graves como asesinato o terrorismo. Esto provocará las protestas de la población que no entienden como estos individuos tan peligrosos para la comunidad están libres de nuevo.

Con esta situación en las calles, todo se complica aún más cuando algunos de los presos puestos en libertad aparecen asesinados del mismo modo en que ellos asesinaron. La policía tendrá que buscar a la persona que está matando a los presos y acabar así con toda esa situación tan complicada.

El agente elegido para investigar este caso es Jorge Nieto (Javier Albalá), un policía que no se siente nada cómodo con esta investigación, ya que según él estas muertes son lo que estos presos asesinos se merecen. Por contra, su compañera Isabel Mora (Adriana Ugarte), defiende la ley y piensa que todo el mundo tiene derecho a que la policía lo proteja, sea quien sea.

Isabel Mora

Pero Parot no tiene solo esa trama. Lo que bien podría haberse encauzado hacia una serie policiaca para buscar a un asesino siguiendo pistas de una forma interesante, se convierte en otra cosa. Este whodounnit tiene una segunda trama que hace que la primera casi desaparezca. Esta trama se basa en el agente Isabel Mora y su pasado.

Entre los presos liberados por la doctrina Parot se encuentra Haro (Iván Massagué, que demuestra en este papel lo buen actor que es), un hombre adinerado cruel y calculador que tuvo un pasado oscuro y turbio con Isabel. Ella no ha podido superar aquello y el hecho de que ahora él vuelva a la calle, le va a complicar aún más su situación personal.

Sobre todo con su hija Sol (Nicole Wallace), que no entiende la gran mayoría de veces el comportamiento sobreprotector que su madre tiene hacia ella. La joven tomará decisiones propias de un adolescente, algunas muy tontas, que solo acentuarán la situación de peligro en la que su madre se encuentra.

Por otra parte tenemos a Andrea Llanes (Blanca Portillo), madre de Isabel y psicóloga que ayuda a los presos. Mantiene una relación extraña con uno de los presos que han sido puesto en libertad, Plaza (Michel Brown). Esta relación se va volviendo cada vez más interesante conforme avanza los episodios, dejando al descubierto a una madre que ha sufrido mucho junto a su hija.

parot-sinspoiler

Buena idea pero…

Tan solo con ver el trailer de Parot nos sentimos atrapado por esta historia de intriga. Parece que estamos ante una serie de suspense trepidante que nos va a llevar por las investigaciones de dos agentes de policía enfrentados por sus principios (ley o justicia). Pero la trama da un giro completo y nos encontramos con otra trama que ni nos habíamos imaginado, como la principal.

De hecho, tendremos episodios en los que encontrar al asesino de los presos es anecdótico y todo se basa en Isabel y su relación traumática con Haro. Lo que en un principio parecía una serie encaminada a hacernos pensar sobre un tema bastante complicado, acaba siendo la historia de abusos hacia una mujer rota que no puede pasar página.

Y no es que esto sea malo, ya que la historia de Isabel tiene suficientes ingredientes como para atraparte, pero toda la parte crítica que el trailer nos había vendido se desvanece y desaparece casi por completo. Solo regresa al final de la serie, cuando todo está cerrado y atado, y lo hace de una manera que deja al espectador con un sabor agridulce.

Parot también nos ofrece una crítica hacia los medios de comunicación y su búsqueda insana de noticias impactantes. Ana Hurtado interpreta a Patricia Vico, una periodista que llegará a donde sea necesario para conseguir su noticia sobre estos crímenes y sobre Haro. Un ejemplo de cómo la realidad se puede desvirtuar con poder y medios para ello. La serie nos deja un atisbo de esperanza: la verdad siempre saldrá a la luz y ocupará su lugar, aunque para ello se tenga que haber sufrido mucho antes.

Parot es una serie entretenida, capaz de mantener la atención del espectador hasta el final. El cambio de trama nos deriva a una historia atrapante, aunque con una crítica diferente a la que en un principio nos plantearon. A pesar de ese pequeño inconveniente, la serie tiene alicientes suficientes como para verla.