Panic, serie adolescente para todos los públicos

Amazon Prime Video estrenó el pasado 28 de mayo Panic, una serie de diez episodios basada en en bestseller homónimo de la escritora norteamericana Lauren Oliver, quien también ha colaborado en la producción de la misma. Oliver es conocida por su fama entre el público adolescente, así que podemos pensar sin equivocarnos, que esta nueva serie irá destinada preferiblemente a este público.

La serie está protagonizada por Olivia Welch (Heather Nill) que con su voz en off será la que nos irá comentando sus pensamientos e inquietudes a través de esta historia de unos adolescentes que creen no tener futuro en la pequeña ciudad donde viven. Por ese motivo, cada final de curso, organizan un concurso llamado Panic.

Es un evento al que cualquier joven que se haya graduado puede apuntarse. Durante el mismo tienen que superar unas pruebas que tienen asignadas unos puntos que se van acumulando, y quien más punto consiga recibirá un premio en metálico que para todos ellos supone dejar atrás su lugar de origen y empezar a cumplir sus sueños.

Panic y los adolescentes

Como toda serie de adolescentes Panic, nos muestra los problemas típicos de esa edad. La inseguridad que produce no pertenecer a un grupo y no ser aceptado por nadie, lo que supone estar solo. La soledad es algo muy doloroso para alguien en esa edad, por lo que no dudan en hacer todo lo necesario para que el resto los acepten.

Con esta premisa nos encontramos con un grupo de jóvenes que están empezando a conocer la vida. Las relaciones amorosas son clave en este género y tendremos bastante de eso. El descubrimiento de sensaciones nuevas y la atracción será parte importante en Panic. Otro punto clave en toda serie adolescente es la amistad, y aquí aparecerá una y otra vez. Para tener una amistad de esas que duran para siempre hay que tener confianza y al mismo tiempo, no hay que defraudar nunca a quien te la da. Y esto también lo vamos a tener en esta serie de Prime Video.

Una trama que se va transformando

Durante los primeros episodios de Panic nos encontramos con un grupo de jóvenes enfrentados en un juego que todos quieren ganar para poder dejar atrás su actual vida y empezar una nueva y mejor. Pero, poco a poco, vamos descubriendo que hay algo más. La serie empieza a transformarse hacia un lado más adulto. Seguimos teniendo esas relaciones entre adolescentes y sus problemas que nos muestran con toda la pasión que se tiene a esa edad, pero la cosa empieza a serenarse.

Esto es debido a que la trama va transformándose hacia algo más que un juego. En ese momento en el que te juegas mucho más que ganar un premio todo se vuelve más serio. Y justo eso es lo que va sucediendo con Panic, poco a poco lo que en un principio era una serie para adolescentes va adquiriendo un tono más grave con unos argumentos que hacen que hace que este grupo de jóvenes se conviertan en adultos que luchan por sobrevivir.

panic-sinspoiler

Y esto es literal por que este juego empieza a convertirse en algo realmente peligroso, donde lo que te juegas es la vida, y eso ya no es una cosa de adolescentes. Panic va modificando su tono de jovialidad y problemas propios de la edad juvenil hacia algo más siniestro y oscuro, llegando a su final donde podemos notar el terror.

No sabemos si habrá una segunda temporada, aunque si nos basamos en su popularidad tenemos que decir que sí. Panic ha conseguido enganchar a su historia a millones de espectadores de todo el mundo, por lo que parece muy probable pensar en una nueva tanda de capítulos. La serie queda con un final satisfactorio, pero seguro que no les cuesta mucho proponer una nueva trama que continue con las historias de estos adolescentes madurando.

Panic es una serie para adolescentes que conforme avanza va modificando su trama para convertirla en algo más seria. Durante sus episodios nos muestran los problemas e inseguridades propias de esta edad mientras vemos a estos jóvenes enfrentarse a pruebas que pondrán en peligro su vida. Todo para conseguir un premio en metálico que les ayude a realizar sus sueños, pero ¿estarán dispuestos a pagar el precio real de esto?