Saltar al contenido

Nezha el renacer de un dios (2021) Mitología china.

Nezha el renacer de un dios, es una película de animación 3D del año 2021 que Netflix estrenó el día 12 de abril del 2021. No es una novedad, pero no solo de novedades vive el espectador, y me ha parecido interesante dedicarle un artículo.

El film está dirigido por Zhao Ji (La serpiente blanca) y se basa en un dios de la mitología china. Nezha es un dios protector del taoísmo, una de las vertientes del budismo. Su historia es muy conocida en el mundo oriental, tanto que aparece en novelas tradicionales chinas tan importantes como El Viaje al Oeste.

Tan solo pasaron dos meses desde el estrenó en China de Nezha el renacer de un dios, cuando Netflix la añadió a su catálogo. Cosa que, de nuevo, nos da una idea de que la compañía de stream está apostando por este tipo de género. Estamos ante una versión que mezcla un mundo distópico con elementos de steampunk. Donde podemos ver desde carreras de motos tuneadas, hasta momentos de magia con dragones incluidos.

Nezha el renacer del dragón: cosas buenas y cosas no tan buenas

Nezha el renacer de un dios tiene como punto fuerte su animación. Creada por el mismo estudio que creo La serpiente blanca, nos encontramos con una película con una nitidez y una calidad asombrosa. Las casi dos horas que dura la película son un espectáculo de colores, movimientos y acción muy bien llevada a cabo. Si eres de los que les gusta disfrutar con una película por su calidad visual, Nezha el renacer del dragón, es de las tuyas.

Otro acierto es la adaptación de la historia a un mundo distópico. Un lugar con desigualdades, donde la escasez de agua significa pobreza y deseperación. Los creadores se basaron el la ciudad de Shangai antigua para replicar este mundo post-apocalíptico. Una ciudad que mezcla arquitectura tradicional china con formas más occidentales, como un ejemplo de mestizaje sin que ninguna de las dos partes pierda su autenticidad.

Nezha el renacer de un dios tiene un aire steampunk muy marcado, tanto en la creación de sus personajes como en todo lo que lo rodean. Por ejemplo la moto del protagonista es una joya que representa este estilo mezclado con actualidad, dándole un atractivo extra. Este estilo steampunk también aparece en los personajes, con máscaras, armaduras, monóculos… Todo ello mezclado con mucho acierto, con otros elementos más modernos.

Nezha el renacer de un dios

La dificultad que tiene Nezha el renacer de un dios, es la falta de familiaridad del mundo occidental con la figura de Nezha. Por este motivo tendremos la sensación de estar perdidos en muchas partes de la película. Incluso, prestando atención a las muchas explicaciones que durante el film se dan sobre este dios de la mitología china, hay momentos en que no se entiende qué está sucediendo, y por qué pasa lo que pasa. A pesar de esto, la película se puede ver y entender, aunque se nos escapen pequeñas cosas.

Argumento de la película

El protagonista de Nezha el renacer de un dios es Li Yunxiang, un joven que se dedica a asuntos turbios para poder sobrevivir. Vive en la ciudad de Donghai con su padre, mecánico, y su hermano. El joven es la oveja negra de la familia y causante de disgustar a su padre con su actitud.

Por una serie de motivos se verá enfrentado con el hijo del jefe de uno de los clans más poderosos de la ciudad. En ese momento Li Yunxiang descubrirá que es la rencarnación de el dios Nezha. El joven se verá envuelto en una guerra con el Gran Dragón que se remonta a 3000 años.

En cuanto al desarrollo de la trama es bastante predecible: malos tienen controlada la población y bueno lucha por acabar con este control. Un argumento muy típico y lleno de tópicos, como chico se enamora de chica y chica es capturada por los malos. O como que los malos hieren a sus amigos y familia, y hasta tenemos un traidor.

Nezha el renacer de un dios

Todo ellos mezclado con persecuciones en moto, luchas de todo tipo, dragones y magia. Lo importante en Nezha el renacer de un dios, no es tanto su argumento como la película en sí, un espectáculo para los ojos. Seguramente para el mundo oriental tendrá un significado mayor que para el mundo occidental, desconocedor de la historia de este dios budista.

Como curiosidad, existe una película anterior, del año 2019, que también nos trae la leyenda del dios Nezha. La película fue todo un éxito en China llegando a recaudar una cifra cercana a los 743 millones de dólares. También estaba creada utilizando métodos de animación 3D, y nos daba una versión más divertida sobre la vida del dios, de hecho nos cuenta su historia. 

Ambas películas no están relacionadas, pero se tiende a confundir una con la otra, o a pensar que esta que Netflix acaba de estrenar es la continuación de la del 2019. Lo cual es incorrecto.

Estamos ante una película de animación de una calidad visual sorprendente. Y si hacemos caso al final de la misma donde aparecen dos pequeños tráilers, todo hace pensar que no va a ser la última que Netflix nos traiga. Ojalá sea así.