Saltar al contenido

Navidad de golpe (2022) Película familiar en Netflix.

La temporada navideña está abierta, y Netflix ha estrenado Navidad de golpe como un precalentamiento a esta época del año tan especial para algunos, sobre todo los más pequeños de la casa. Una película dirigida por Janeen Damian, una directora con una amplia experiencia en este tipo de género.

En poco más de hora y medio vamos a conocer a una joven multimillonaria, Sierra Belmont (Lindsay Lohan), cambiar su vida de lujo y despreocupaciones por otra más austera al lado de Jake Russell (Chord Overstreet), su hija Avy (Olivia Perez) y la abuela materna de la niña, Alejandra (Alejandra Flores).

Navidad de golpe. Tópicos que siempre funcionan en este género.

Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Eso deben haber pensado Jeff Bonet y Ron Oliver, cuando escribieron el guion de Navidad de golpe, y por ese motivo han creado una historia llena de tópicos que siempre funcionan en este tipo de género.

Aunque, la verdad sea dicha, se trata más bien de una película romántica que de una navideña, pero como está ambientada en esa época del año se han tomado la licencia de incluir algún detalle mágico que nos recuerde que todo es posible en Navidad, basta con desearlo y nuestros sueños se cumplen.

Navidad de golpe nos lleva a conocer a una joven (bueno no tan joven ya) cuya vida se ha limitado a dejarse cuidar en todo absolutamente todo. Su padre Beauregard (Jack Wagner) la ha mimado quizá en exceso de tal manera que no tiene oficio en la vida y literalmente no sabe ni freír un huevo.

Navidad de golpe

Esa vida de lujos pronto cambiará cuando la joven sufra un accidente que le hará perder la memoria. Sin saber quien es, acabará bajo el cuidado de Jake, un viudo resultón con una hija encantadora y una suegra de película, que regentan un pequeño hotelito con encanto pero al que últimamente no le va bien económicamente.

Como podéis ver, Navidad de golpe es toda ella un cliché, una excusa para una historia romántica con algún que otro momento cómico de la mano de Sierra que de pronto descubre que la vida no es tan fácil como ella siempre había supuesto. La joven se encontrará haciendo cosas básicas por primera vez y esto es aprovechado por los guionistas para meter esos momentos de comedia un poco flojillos.

Una historia romántica nada empalagosa.

Lo que sucede después es fácil de imaginar… Quizá lo bueno que tiene Navidad de golpe es que no es una de esas historias románticas llenas de azúcar, cosa que personalmente agradezco. La relación que va naciendo entre Sierra y los integrantes de la familia Russell va creciendo poco a poco sin necesidad de forzarla, y en cuanto al tema amorío, lo van dejando más bien a la imaginación de espectador.

Navidad de golpe

Navidad de golpe puede funcionar cuando estás buscando una película familiar para pasar una tarde de palomitas y sofá. Los más pequeños no se verán superados por el romanticismo y estarán entretenidos viendo como Sierra crece como persona mientras aprende esas cosas básicas que todos necesitamos saber en esta vida.

Quizá por esa parte sea bueno verla con los peques, ya que nos muestra una visión irónica de lo que es una vida superflua donde el mayor logro es subir fotos a Instagram, mientras la compara con esa otra vida (la real) donde tienes que enfrentarte a los problemas del día a día. Y entre una y otra, la acomodada Sierra prefiere la segunda ya que esta le da más satisfacciones como persona que la primera.

No tengo claro que los niños sepan ver eso, pero me parece interesante que por lo menos intenten dar un mensaje de este tipo. Recuperar la ley del esfuerzo no es malo, y ya que Navidad de golpe tiene poco más que ver, por lo menos nos deja esa reflexión.