Saltar al contenido

Malos tiempos en El Royale (2018). Un hotel y 7 personas.

Seguimos con películas que no ya tienen unos añitos pero que merece la pena ver, y esta vez le ha tocado a Malos tiempos en El Royale. Se trata de una cinta del año 2018 dirigida y guionizada por Drew Goddard, que por si no lo conoces te digo que escribió el guion de varios episodios de la icónica Perdidos, y participó como productor ejecutivo en la saga Cloverfield y Daredevil.

Con ese dato puedes hacerte una ligera idea de lo que puedes encontrarte en esta película, y te adelanto que no es de ciencia ficción, sino un drama con suspense y un halo de misterio. Y antes de que te pongas a verla tienes que tener en cuenta una cosita: su duración. Malos tiempos en El Royale dura 2 horas y 21 minutos!! Sí, a primera puede parecer muchísimo, pero te adelanto que ese tiempo tiene poco relleno y que se te va a pasar volando.

Malos tiempos en El Royale. Una buena historia.

Ambientada a finales de los 70, la historia de Malos tiempos en El Royale nos lleva a conocer a seis desconocidos que coinciden para hospedarse en un hotel de carretera de lo más curioso. Situado en la frontera, El Royale tiene divididas sus instalaciones entre California y Nevada. Una peculiaridad que debería ser por si misma una atracción turística. Sin embargo el hotel se encuentra la mayoría de su tiempo vacío, y los pocos huéspedes que se alojan en él lo hacen resultan siniestros, como poco a poco vamos a poder comprobar.

Malos tiempos en El Royale se centra en una noche donde un grupo de desconocidos coinciden en ese curioso hotel. Hasta él llega el padre Daniel Flynn (Jeff Bridges), y de primeras ya vemos como el recepcionista, Miles Miller (Lewis Pullman), se muestra confuso e incluso le advierte de que ese no es un buen lugar para un sacerdote. Un aviso que hace que el espectador sienta curiosidad.

malos tiempos en El Royale

Allí coincidirá con una enigmática Darlene Sweet (Cynthia Erivo), que se muestra esquiva e incluso maleducada, rectificando constantemente sus modales. Otra cosa que aumenta la intriga. Ambos se encontrarán con un parlanchín vendedor de aspiradoras con un humor peculiar Laramie Seymor Sullivan (Jon Hamm).

Con mucho ruido, llegará al lugar una joven en la Laramie no tarde en fijarse. Aparcando el coche relativamente lejos de la recepción, Emily Summerspring (Dakota Johnson) llegará de forma arrolladora e intentará ocultar su identidad.

Los cuatro huéspedes se retiran a sus habitaciones y será entonces cuando empecemos a ver que todos ellos han llegado a El Royale con un secreto a sus espaldas. No cuento nada más por no hacer spoiler, pero ya os dejo caer que todo se va a volver muy turbio.

Drama, suspense, violencia y mucha mala suerte.

Dos horas y 20 minutos de película!! Pues sí, pero todos ese tiempo es necesario para conocer un poco mejor a los complejos huéspedes que aparecen en Malos tiempos en El Royale. Cada uno de ellos tiene un misterio que la película ha sabido tratar muy bien, dosificando su intriga y dándonos respuestas a su debido tiempo.

Durante ese tiempo nos irán presentando de forma individual a cada uno de los protagonistas contándonos un poquito de su pasado. Unos flashbacks que resultan muy interesantes y que complementan el presente de cada uno de ellos. De ese modo veremos como la mala suerte acompaña a estos huéspedes y hasta a su recepcionista, que desde el primer momento en que lo vemos sabemos que va a tener un papel importante en toda la historia.

malos tiempos en el royale

Cada uno de los huéspedes tiene un motivo para pasar la noche allí, pero por casualidades de la vida, todos ellos acabarán inmersos en una peligrosa historia que nos llevará a conocer a Billy Lee (Chris Hemsworth) y a una joven muy inquietante Rose (Cailee Spaeny). Y te adelanto que la historia individual de cada uno de ellos ya tiene telita.

Las tramas de cada protagonista se empezarán a mezclar con otros protagonistas, y podemos ver que ninguno se fía totalmente de nadie. Eso hará que tengamos momentos con unos giros inesperados y que resultan violentos. Y no digo esto por que muestren sangre, sino por lo sorpresivo de estas reacciones donde descubrimos que las personas somos capaces de cualquier cosa cuando nos vemos amenazados.

En resumen:

Malos tiempos en El Royale es un drama con misterio y cierto toque oscuro al llevarnos a conocer a siete personajes con una vida poco honesta. La suerte, o mejor la mala suerte, hará que coincidan en un peculiar hotel donde todo se va a desmadrar.

Si te gustan las tramas llenas de suspense y que no oculten la típica historia facilona, tienes que ver esta película. Sus primeros minutos ya te dirán si quieres continuar viéndola o no. La escena del check in es clave para saber como se va a desarrollar la cinta.

Puede que su duración te pare, pero te digo que no hay relleno en ella, y que Malos tiempos en El Royale tiene una intensidad donde todo va fluyendo poco a poco sin que parezca lenta. Son muchas las historias que tiene que desarrollar y en eso la película funciona. Oscuras historias que acaban unidas y donde todos los protagonistas encontrarán un final (adecuado o no) con mucha tensión.