Saltar al contenido

Crítica de Machos Alfa (2022) 1 Temporada en Netflix.

Los creadores de Aquí no hay quien viva y La que se avecina, regresan con Machos Alfa, una serie disponible en Netflix desde el 30 de diciembre del 2022. Laura Caballero y Alberto Caballero nos traen la historia de cuatro amigos y su manera de enfrentarse a los problemas que tienen en su vida.

Con un humor más comedido que en sus anteriores creaciones y con los pies en el suelo, nos llevarán a conocer los cambios que la sociedad actual está experimentando y como se adaptan a ellos. Siendo hombres blancos y heteros solo les queda reinventarse, o por lo menos intentarlo, para ser aceptados en este mundo que lucha por la ‘de igualdad‘ a su modo.

Machos Alfa. La ‘realidad‘ hecha serie.

«El fin del patriarcado es inminente. Con la masculinidad en plena crisis, cuatro amigos cuarentones ven cómo pierden su trono, sus privilegios y su identidad. Hace años habrían sido los machos alfa al mando de sus relaciones, sus trabajos y sus vidas, pero les ha tocado vivir en la era de la igualdad; en una sociedad con nuevas reglas que los ponen en su sitio y demuestran lo patéticos que son.»

Así es como nos presenta Netflix Machos Alfa, sin duda una sinopsis muy suya que parece escrita por una feminista extrema. En realidad, estos cuatro amigos no demuestran que son patéticos ni mucho menos. Con su forma racional de pensar más bien demuestran todo lo contrario: lo patético no son ellos. Y ya seas hombre o mujer, siempre que tengas dos dedos de frente, estarás de acuerdo en la gran mayoría de argumentos que nos presentan. Recalco ‘gran mayoría’ y ‘dos dedos de frente’.

No ofende el que quiere, sino el que puede. Y la misma situación pero al revés ya no es tan bonita; son dos de las muchas ideas que podemos sacar como conclusión de esta serie donde sin duda alguna nos dejan muy claro que las que mandan son las mujeres.

Machos Alfa

Disfrazada de comedia ligera, Machos Alfa nos lleva a conocer la forma de pensar de cuatro hombres normales y como se desenvuelven en una sociedad donde, sin comerlo ni beberlo, ahora los malos son ellos. Ya era hora de que se les diera voz a los blancos heteros y a sus pensamientos. Aunque algunas veces notamos que se muerden la lengua y no dicen todo lo que piensan, algo que en la vida real también sucede.

Se nota que sus creadores no han querido dejar claras sus intenciones y nos llevan de un lado a otro sin decantarse ni posicionarse. Como si fueran espectadores de unas tramas que están en mano de los personajes y que fluyen hacia lo esperado, sin sorpresas.

Protagonistas de Machos Alfa.

Machos Alfa deja todo el peso en sus protagonistas. La trama que nos trae son historias que podríamos considerar ‘normales’ si las comparamos con las situaciones a las que nos tienen acostumbrados los hermanos Caballero. En esta ocasión, el tono cómico queda menos patente y se centran más en el drama y con ellos en los personajes.

Santi (Gorka Otxoa) es un hombre divorciado al que su mujer dejó por otro. Vive solo, con una vida tranquila en la que las mujeres están fuera en gran parte porque no ha podido superar el abandono de su mujer. Todo ello cambiará cuando su hija de 16 años se vaya a vivir con él. La joven empezará a planificar su vida amorosa en Tinder convirtiéndose en su celestina, y organizándole citas de las que sale como puede.

Machos Alfa

Luis (Fele Martínez) es un padre de familia casado con Esther (Raquel Guerrero). Un hombre tranquilo, demasiado tranquilo, que cumple todos los cánones para considerarlo el marido perfecto si no fuera porque su mujer no se siente satisfecha sexualmente. Ambos acudirán a terapia donde contarán con la ayuda de una psicóloga interpretada por Nathalie Seseña.

Pedro (Fernando Gil) es un triunfador. Con un buen trabajo y un nivel de vida alto, vive con Daniela (María Hervás, La cocinera de Castamar) en un lujoso chalet que él mantiene. Todo eso cambiará cuando pierda su puesto de trabajo y su novia se convierta en la que paga las facturas con su trabajo de creadora de contenido para redes sociales.

Por último tenemos a Raúl (Raúl Tejón) el promiscuo dueño de un bar cuya vida se pondrá patas arriba cuando su novia Luz (Kira Miró) le haga una propuesta para evitar la monotonía en su relación.

Los cuatro protagonistas asistirán a un curso impartido por un gurú protagonizado por Santi Millán, que promete reinventarlos para modificar su forma de ser y pensar a otra más adecuada a los nuevos tiempos.

En resumen.

Machos Alfa es una serie dramática que disfrazada de comedia nos pone sobre la mesa los pensamientos y cambios de cuatro amigos atrapados en una sociedad donde el patriarcado está en el punto de mira. Su formato de 10 episodios de una media hora de duración cada uno, unido a las cuatro tramas que nos van contando hace que sea amena de ver.

Si esperas ver una continuación de las tramas sacadas de tiesto de Aquí no hay quien viva o La que se avecina, no la veas, ya que Machos Alfa no tiene nada de eso.