Saltar al contenido

Crítica de La boda más odiosa (2022) de Prime Video.

Si estás buscando un comedia para ver te traigo La boda más odiosa, una película estrenada en Prime Video en noviembre del 2022 basada en la novela homónima de Grant Ginder. Una cinta de reencuentros donde los líos aparecerán justo en el peor momento.

Está dirigida por Calire Scanlon directora de la icónica serie The Office, así que esto nos puede dar una idea de lo que te vas a encontrar si decides darle al play y verla. De momento te diré que La boda más odiosa tiene una mezcla de varios géneros entre sin que ninguno predomine sobre el otro. Una especie de viaje que ayudará a esta familia separada a encontrarse de nuevo.

La boda más odiosa. Una familia ‘curiosa’.

Todas las familias son diferentes. Cada una de ellas tiene algo que las hace peculiares. Un familiar rarito, un acontecimiento inolvidable, reuniones ‘peligrosas e incluso algún que otro enfado que acaba con cortar la relación olvidándose de esa unión de sangre que, en gran parte, nos convierte en lo que somos.

La boda más odiosa nos presenta a una familia unida en el pasado, pero que conforme el tiempo ha ido pasando, acabó por separarse. Donna (Allison Janney, a la que hemos visto en Lou) se casó siendo muy joven con Henrique (Isaach De Bankolé), un millonario francés con el que tuyo una hija, Eloise (Cynthia Addai-Robinson).

Aquella unión no funcionó y acabaron divorciados y viviendo en países diferentes. Donna volvió a casarse y tuvo dos hijos: Paul (Ben Platt) y Alice (Kristen Bell a la que hemos visto en la parodia La mujer de la casa de enfrente de la chica de la ventana o en Las reinas de los cupones). Todo parecía indicar que los cinco formaban una familia feliz, pero el paso del tiempo hizo que Eloise se fuera a vivir con su padre y la relación se enfrió más de la cuenta por falta de comunicación.

La boda más odiosa
Los reencuentros siempre son bonitos

Eloise quiere que todo eso cambie, y que la familia vuelva a estar igual de unida como lo estaba en su niñez, por eso no duda en invitarlos a su boda. La esperanza de la joven choca con los sentimientos de sus hermanos, que ven esto como una nueva muestra de superioridad por parte de la ricachona de Eloise.

La relación entre ellos está demasiado congelada como para acudir a esa boda, pero el destino hará que una serie de hechos les lleve a aceptar la invitación. Lo que sucederá después es lo esperado en este tipo de comedias. Un reencuentro que no sale como se había planeado, líos varios por el camino y un claro mensaje sobre lo que significa ser y tener una familia.

Una ‘comedia’ entretenida.

Sin tirar cohetes, podemos decir que La boda más odiosa es una película entretenida con algún que otro punto cómico. No esperes carcajadas ni nada parecido. La película tiene un humor comedido y se centra más en las relaciones entre sus componentes que en otra cosa.

Con ese humor natural nos hablará de cómo las relaciones pueden enfriarse por la falta de comunicación entre sus miembros. Unas palabras de más o de menos pueden llevarnos a dejarnos de hablar sin entender a la otra parte y solo pensando en que nos han defraudado.

La boda más odiosa
Alice, Paul y Donna

Todo eso sirve de excusa para que sus protagonistas nos lleven por una historia dramática que no cae en la trampa de convertirse en algo cargante. Esto lo consiguen gracias a esa informalidad que tiene La boda más odiosa, donde lo importante es aceptarse tal y como uno es.

Pero este viaje a Londres no solo va a tener una parte referente a la familia. En él, tanto Alice, como Paul y la propia Donna van a descubrir como un nuevo e inesperado camino se abre delante de ellos. Por lo que se podría decir que este reencuentro familiar va más allá.

No solo nos muestra la importancia de la familia, sino que también nos ofrece una oportunidad a cambiar en nuestra vida todas esas cosas que tenemos y que en realidad no son lo que necesitamos. Nunca es tarde, y lo importante es abrir los ojos en algún momento. Aunque cuanto antes, mejor.