Golpe de suerte (2022). Irónica crítica a nuestra sociedad.

Netflix estrenó el viernes 18 de marzo la película Golpe de suerte. Se trata de una de esas producciones que se gestaron durante esos meses sabáticos obligatorios para todo el mundo que vivimos hace un par de años. Un aislamiento que queda reflejado en ella pero de un modo diferente, ya que en este caso nos trasladamos a una enorme y preciosa casa de campo, de esas con las que soñamos todos tener algún día, rodeada de naranjos y con todo lujo de detalle.

Está dirigida por Charlie McDowell, que ya había dirigido una película situada en un espacio cerrado, aunque en aquella ocasión era mucho más asfixiante, The One I Love. Curiosamente el guion de esta película del año 2014 también fue escrito por Justin Lauder que repite también como guionista en Golpe de suerte junto con el propio McDowell y Jason Segel, uno de los tres protagonistas de Golpe de Suerte.

Un secuestrador por obligación.

La historia empieza con un hecho que a cualquiera le provocaría pesadillas solo de pensarlo. Tu pareja y tú os vais un fin de semana a vuestra casa de verano y cuando llegaás allí descubrís que alguien ha estado viviendo en ella mientras vosotros no la utilizabais. Esto ya es algo inquietante por sí mismo. Pero lo peor es que esa persona que ha estando ocupando vuestra casa sigue todavía allí.

Una situación bastante inquietante donde no sabes cómo va a reaccionar nadie. En el caso de Golpe de suerte, el intruso decide secuestrar a la pareja mientras piensa en la manera de solucionar este inesperado encuentro de forma que pueda sacar provecho de él. Puedes imaginar que los dueños de semejante casa tiene mucho dinero en el banco y una vida resuelta. Mientras que el secuestrador es una persona que no ha tenido mucha suerte en la vida.



De esta manera empieza esta película, y durante sus 90 minutos asistiremos a este secuestro improvisado donde los tres ocupantes de la casa irán ‘desnudando su alma’, por decirlo de algún modo. Como puedes ver, no es un argumento para todos los públicos, empezando por su decorado escueto que solo cambia para salir al jardín de la enorme casa. Y siguiendo con que se trata de una película de diálogos mediante los cuales iremos conociendo mejor a estos tres personajes.

Golpe de suerte está protagonizada por Lilly Collins (Emily in Paris), hija del cantante y músico Phill Collins, y pareja del director de la película. Junto a ella estarán Jason Segel (Cómo conocí a vuestra madre), y Jesse Plemons, a quien vimos recientemente en la película candidata al Oscar El poder del perro.

golpe de suerte

Golpe de suerte. Una irónica crítica a la sociedad.

Es un hecho que cuando estás mucho tiempo con alguien, sin otra cosa que hacer que esperar que pase el tiempo, se acaba por decir cosas que de otro modo nunca diríamos. Precisamente eso es lo que sucede en Golpe de suerte. El aislamiento unido a ese secuestro al que ninguna de las dos víctimas parece tenerle mucho miedo, hace que los personajes empiecen a hablar sobre su vida y sus pensamientos.

Esas conversaciones nos servirán para conocerlos y también para conectar más o menos con cada uno de ellos. Ya que cada personaje tiene un carácter muy diferente al otro, y eso hará que los espectadores se inclinen más por uno de los tres y logre empatizar más con unos que con otros.



Nada más empezar podemos notar que Golpe de suerte tiene un tono irónico y ácido bastante agudo. Desde la reacción de la pareja cuando ven al intruso, pasando por los nombres, el jardinero, y otras cosas que iremos viendo. Por cierto, el jardinero está interpretado por Omar Leyva, y como era de esperar tiene un mensaje en su actuación.

Me detengo en el detalle de los nombres por que es una buena señal que nos sirve para ver esta crítica a la sociedad. Nadie es el nombre del ocupante que acaba secuestrando a los dueños de la casa. CEO es el nombre del hombre secuestrado. Y Esposa es el nombre de la mujer. Todo muy genérico y anónimo para que nos sea más fácil identificar a ‘alguien’ en esos papeles.

golpe de suerte

Golpe de suerte nos deja situaciones y conversaciones profundas pero que no acabamos de tomarnos en serio por su tono cómico que le da un ligero aire de película negra. Sus protagonistas forman un tándem muy equilibrado y todos ellos tendrán su momento en donde podrán demostrar sus dotes para la interpretación.

Si te gustan las películas lentas donde las palabras nos van contando la historia, entonces puede que Golpe de suerte sea de las tuyas. Siempre y cuando sepas apreciar ese toque cómico como una parte más de su atractivo. Además, tendrás que creerte lo que te cuentan sin ponerlo en duda, con una historia donde se empeñan en estereotipar unos personajes que no siempre son así en la vida real.