Saltar al contenido

Fiebre cerebral (2022) Serie de Netflix que tienes que ver.

Netflix estrenó el día 2 de diciembre Fiebre cerebral, una nueva serie turca que de momento está teniendo buena crítica entre los usuarios que la han visto. Prueba de ello es el 7.8 de puntuación que tiene en IMDb.

Se trata de una histórica distópica que nos lleva a un futuro de caos donde los más débiles poco o nada pueden hacer contra un gobierno autoritario, que con la excusa del consabido ‘bien común’, tiene plena libertad de hacer lo necesario para impedir que un peligroso virus se propague.

La serie consta de 8 episodios de una hora aproximada de duración cada uno. Basada en la novela ‘Sıcak Kafa’, de Afşin Kum está dirigida por Mert Baykal, que tambien ha participado en la adaptación del guion junto a Zafer Külünk, y al propio escritor.

Fiebre cerebral. Cuando un virus se contagia por hablar.

Murat (Osman Sonant) es diferente. En un mundo donde cada vez que salen a la calle deben ir con auriculares que les impida oír al resto de personas, donde las calles están constantemente vigiladas por un gobierno autoritario, sin internet, con caos y destrucción, y un virus que está asolando la humanidad. Murat es el paciente X.

Un extraño virus que se contagia por hablar está mermando la población a pasos agigantados. Para impedir el contagio, utilizan auriculares que los insonorizan del resto del mundo, dejándolos totalmente incomunicados.

Para controlar esta situación tan grave existe un grupo de especialistas, la IAE, que no duda en utilizar medidas drásticas para impedir que el virus se propague. Por eso, cada nuevo caso debe comunicarse inmediatamente a ellos para que acudan a llevarse a la persona infectada y la encierren en una instalación en la que su futuro parece no existir.

Fiebre cerebral

La población vive atemorizada doblemente, ya que muchos temen más a la IAE que al propio virus. Una situación parecida a una dictadura a la que un pequeño porcentaje de la población se niega a aceptar. Sule (Hazal Subasi) es una joven que cada vez tiene más voz en ese grupo de insurgentes que pretender liberarse del yugo que les ha quitado su libertad.

Una historia visual llena de metáforas.

Fiebre cerebral es una serie donde lo visual es muy importante. No estamos a una de esas series que pones de fondo mientras haces otra cosa y eres capaz de seguir su trama sin perderte. En este caso es mejor verla y prestar atención a todo lo que sucede.

El hecho de que la historia de Fiebre cerebral vaya sobre un virus que se contagia por hablar, haciendo que los enfermos empiecen a hablar sin sentido, de ahí el nombre de desvariar, hará que el aspecto visual sea básico para poder comunicarse unos con otros. Este aislamiento nos dejará con escenas que son auténticas metáforas y guiños que no hay que perderse.

Fiebre cerebral

La historia de Fiebre cerebral se va complicando conforme avanza los episodios. Pasamos de conocer a Murat viviendo escondido para ir metiéndonos poco a poco en una trama llena de intriga que nos llevará a complots donde el control significa poder.

Murat trata de sobrevivir en este mundo que roza el apocalipsis, buscando respuestas para comprender por que él es inmune al virus. Mientras, iremos conociendo su vida anterior por flashbacks que nos ayudan a conocerlo mejor y, en algunos casos, aumentan el suspense por saber qué hizo que él sea diferente al resto.

Qué dice Netflix.

Fiebre cerebral se desarrola en mundo asolado por una epidemia de locura que se propaga a través del idioma y el habla, el solitario exlingüista Murat Siyavus, refugiado en casa de su madre, es la única persona a la que, misteriosamente, la enfermedad no le afecta.

Perseguido por una implacable organización anti-epidémica, Murat se ve obligado a abandonar la zona segura y huir a través de las llamas y las ruinas de las calles de Estambul, donde busca el secreto de su ‘fiebre cerebral’, una secuela de la enfermedad.