¿Es una tarta? El sorprendente reality show de Netflix.

¿Es una tarta? es el nuevo reality show de Netflix que se ha colado entre el top ten de lo más visto el mismo día de su estreno el pasado 18 de marzo. Un curioso concurso que pretende dar un giro a los programas de cocina que ya conocemos.

Durante sus ocho episodios de unos 40 minutos cada uno veremos como tres de sus concursantes preparan tartas super realistas de objetos que no son tartas. Un formato diferente que juega con la capacidad y la maña de estos profesionales del dulce y hacen de este show algo entretenido de ver, ya que el propio espectador puede jugar desde el sillón de su casa a adivinar cual de todos los productos presentados en una tarta.

¿Es una tarta? y el ingenio de Netflix

Cuando parece que todo está inventado y que la gran mayoría de contenido es solo una copia o una adaptación de algo que ya hemos visto, llega Netflix y nos sorprende. La plataforma de streaming ha sabido ver el auge que han tenido los programas de concursos de comida y le ha dado un giro divertido con ¿Es una tarta?

Un sorprendente reality show que más que enseñarnos cómo cocinar, pretende engañar la vista de tres ávidos jueces que deben identificar de entre otros productos similares cual de ellos es en realidad un pastel. Para ello solo contarán con 20 segundos, por lo que deben darse prisa a la hora de seleccionar el intruso.


En SinSpoiler

Cangrejo Negro


Este nuevo concurso de Netflix se centra más en la sorpresa para atrapar al espectador. Descubrir que nuevos objetos serán los que los pasteleros tendrán que imitar es un aliciente que hace que le des a ver el siguiente episodio. Además de que presencias en primera persona como van creando los diferentes objetos usando su imaginación unida a su habilidad y experiencia.

Otra cosa que contribuye a crear interés es que conforme están preparando sus ‘copias dulces’, los propios reposteros dan pequeñas explicaciones de cómo van construyendo su pastel; dándonos tips que quizá podríamos utilizar para hacer tartas que parecen tartas.

Después de ver este concurso tan inusual no tenemos ninguna duda de que los creadores de contenido que están detrás de Netflix trabajan continuamente buscando nuevas ideas con las que entretener a sus usuarios.

Otro concurso

El formato elegido por la plataforma es el de un concurso donde experimentados reposteros tienen que cocinar sus creaciones siguiendo una temática diferente en cada episodio. Para ello dispondrán de nueve horas durante las que tendrán que crear su dulce lo más real posible para confundir a los jueces. El programa está presentado por Mikey Day.

es una tarta

Cada capítulo nos mostrará las habilidades de tres concursantes que son elegidos siguiendo una dinámica propia de la serie. Ellos mismos tendrán que descubrir una tarta para poder duplicar el dinero que hayan ganado, demostrando así también sus habilidades para descubrir el pastel, y nunca mejor dicho.

Los jueces encargados de detectar al impostor van cambiando en cada episodio de ¿Es una tarta?. En el primer episodio deberán descubrir el pastel camuflado entre comida rápida. En el segundo los objetos estarán relacionados con la moda. El tercero, con objetos playeros. El cuarto, con verduras y acompañamientos. El quinto, con objetos propios de una fiesta. En el sexto episodio los concursantes tendrán que imitar objetos de un mercadillo o rastro. El séptimo serán los juguetes la temática elegida. Y en el octavo y último tendremos la final entre los tres concursantes que más veces hayan ganado el concurso.

Si buscas algo para pasar un rato entretenido y diferente para pasar un buen rato, ¿Es una tarta? podría ser una opción. Un episodio o dos no hacen daño. Además son cortos y no llegas a empacharte. Pero si quieres darte un atracón de dulces, puedes verlos todos.