Elige o muere. Terror juvenil y video juegos.

Dentro de las novedades del mes de abril de Netflix nos encontramos con Elige o muere, una película de terror destinada al público adolescente con un toque retro que la convierte en una propuesta por lo menos interesante de ver.

Está dirigida por el inglés Toby Meakins y supone su primer largometraje después de un amplio recorrido dirigiendo cortos. El propio director ha participado en el guion junto a Simon Allen, amigo de Meakins con el que colaboró en varios de sus cortos, y Matthew James Wilkinson (productor de Yesterday).

Elige o muere. La maldición de Curs>R.

Durante su menos de hora y media de duración, la película nos llevará a conocer a Kayla (Iola Evans). Una joven que trabaja por las noches para una empresa de limpieza. Kayla tiene una habilidad natural para la programación y por ese motivo siente pasión por todo lo que rodea al mundillo informático.

Además de ganarse el dinero con su trabajo consigue un dinero extra vendiendo equipos informáticos retro a su amigo Isaac (Asa Butterfield, Otis en Sex Education). Kalya mantiene una relación de amistad con el joven lo que lo convierte en el único amigo que ella tiene.

Kalya vive en un barrio difícil junto a su madre enferma y adicta a las drogas. La mujer no ha podido superar un trágico hecho que sucedió hace años y por ello se encuentra sumergida en una depresión de la parece no querer salir. Su adicción conseguirá que ambas se encuentren en una situación difícil donde las deudas crecen y crecen.

Con esta complicada vida se encuentra Kalya cuando descubre un antiguo juego llamado Curs>R en la tienda de Isaac. Se trata de un juego retro de los de pantalla verde que pronto llama la atención de la joven gracias a la promesa que hace de premiar con mucho dinero a quien pueda superar sus cinco niveles.

La joven confía en sus habilidades para superar los niveles atraída por el premio y decide probarlo. Y así es como Kalya se verá inmersa en una serie de sucesos que hacen que el juego ochentero se convierta en algo muy real y que no miente cuando en su pantalla aparece el mensaje de ‘Elige o muere’.

Terror juvenil que entretiene sea cual sea tu edad

Elige o muere es una película claramente destinada al público juvenil, pero eso no significa que si tienes ya unos años no puedas verla y pasar un rato entretenido con ella. Quizá ese aire que nos recuerda un poco a la famosa Pesadilla en Elm Street, unido al juego de ordenador retro ayudará a que los menos jóvenes puedan disfrutar de este terror tan creativo.

Por cierto, en los créditos de la Elige o muere aparece Robert Englund, pero no lo vamos a ver. El actor conocido por su papel de Freddy Krueger será el que ponga la voz al juego y hará de él mismo. Lo cual no deja de ser un guiño divertido.

elige o muere

Volviendo al terror, tengo que decir que se han preocupado de no traernos sangre a tutti ni sustos fáciles. Cada uno de los momentos más tenebrosos que vamos a ver tienen un inicio y un final que los hace diferentes unos de otros, y cada uno de ellos serán algo que no habíamos visto hasta ese momento. Cosa que se agradece.

El tono juvenil de la serie lo vemos mientras nos van contando la vida de Kayla. Una situación que podría llevarnos hacia un lado más dramático pero que han preferido dejar de lado y no profundizar, para centrarse más en esa superación de niveles con sus trágicas consecuencias; donde al más puro estilo de cualquier video juego, cada una de ellas es más complicada que la anterior.

Así que si buscas algo para ver que sea diferente y ligero (y esto último no lo digo a malas), Elige o muere puede ser una buena opción. No es una gran película pero cumple con su objetivo de entretener.