Saltar al contenido

El nuevo empleado 1 Temporada (2022) Serie de Netflix.

El nuevo empleado es una serie de Netflix estrenada el día 16 de diciembre del 2022. Una trama de espionaje que nos lleva a conocer los entresijos de la CIA de manos de un inexperto y novato abogado que se acaba de incorporar a un trabajo que se va a ir complicando.

La serie consta de ocho episodios y, aviso, no tiene final cerrado. De hecho nos deja con un tremendo cliffhanger por lo que, salvo que decidan otra cosa de última hora, parece que tiene programada por lo menos una segunda temporada más.

El nuevo empleado ha empezado con buen pie ya que tan solo 24 después de su estreno se ha colado en el top ten de lo más visto en Netflix, y además cuenta con una puntuación de 7.5 en IMDb. Así que si te gustan las tramas de espías internacionales, investigación, secretos de estado y esas cosas, seguro que esta serie es de las tuyas.

El nuevo empleado. No te fíes de nadie.

Owen (Noah Centineo) es un joven que acaba de terminar sus estudios como abogado, y en lugar de buscar un trabajo en un despacho, decide ponerse a trabajar para la CIA. Su decisión se basa básicamente en que piensa que el trabajo que se encontrará en la agencia de espías será más interesante que los que pueda encontrar ejerciendo de abogado en un buffet.

Su carácter inquieto y despierto, bastante dado a meterse en problemas, no encaja con eso de estar en un despacho revisando textos incomprensibles, tal y como hace su compañera de piso Hannah (Fivel Stewart). Su ambición está por encima de eso y unido a su necesidad de mantener su mente siempre ocupada para no pensar en los problemas de su vida, le llevarán a ser abogado para la CIA.

Pero lo que allí encuentra nada más llegar, es muy diferente de lo que esperaba. Sobre su mesa tendrá varias cajas que contienen miles de cartas amenazantes en las que los remitentes chantajean a la agencia con sacar a relucir sus secretos en caso de que no se cumplan sus exigencias. La labor de Owen será averiguar si alguna de esas cartas es real o no, algo que suena aburrido, muy aburrido y monótono.

Un novato con miles de papeles que revisar… Pero no se dará por vencido y lo que en un principio parecía una pérdida de tiempo se convertirá en una peligrosa situación, ya que entre todas esas cartas hay una que parece real. Max (Laura Haddock), una mujer acusada de asesinato dice ser una agente infiltrada en Bielorrusia con información sobre agentes norte americanos, que sacará a la luz de no ser liberada.

El nuevo empleado

Sin ayuda de nadie, ya que se encuentra con que el compañerismo es algo inexistente en un lugar donde nadie se puede fiar de nadie ya que todos utilizan los trapos sucios del otro para sobrevivir en un mundo donde es mejor ni ver ni oír, empezará una investigación que le llevará a algo que es mucho más grande de lo que se esperaba.

Y así será como se verá enfrentándose a situaciones que no conoce, totalmente en solitario, y eso hará que muchas veces se meta en más líos de los necesarios. Viajando de un lugar a otro de Estados Unidos y Europa, uniendo las piezas de un rompecabezas que amenaza con hundir su vida cuando se encuentra con problemas a los que no está acostumbrado a enfrentarse.

El mundo de los espías visto desde otra perspectiva.

Owen no es un espía, él solamente es un abogado que se encarga de tapar los asuntos sucios y poco legales a los que una agencia como la CIA se ve involucrada debido a sus funciones. El es uno de los muchos abogados que tienen, y pronto descubrirá que se vive mejor sin saber nada de los secretos de la compañía.

El nuevo empleado nos propone una manera diferente de conocer el mundo del espionaje. Sin necesidad de seguir los pasos de un espía, nos llevarán a conocer ese lado más burocrático que podría parecer aburrido, pero que ya veremos que tiene su lado interesante. De hecho, resulta amena esa parte de investigación donde vamos ir viendo como se tiene que desenvolver para conseguir la información que necesita para seguir adelante con su caso.

A pesar de tratarse de la visión desde el punto de vista de un abogado, el joven se verá involucrado en tramas conspiranoicas donde los agentes no quedan libres de pecado. Un mundo complejo en el que conseguir ayuda significa estar en deuda con alguien; nadie te va a ayudar por miedo a convertirse en el chivo expiatorio en caso de que todo salga mal.

El nuevo empleado

En El nuevo empleado, Owen pagará el precio de ser un novato en un trabajo lleno de lobos con piel de cordero, y también por su impulsividad que le llevará a cruzar líneas que no debería. Esto lo veremos tratado varias veces a lo largo de la serie, ya que la parte dramática también es importante. Hay que tener en cuenta que empezamos la serie con un trama que no es de espías pura y dura, así que durante sus primeros episodios iremos conociendo mejor a este joven, sus ilusiones, sus miedos y todo lo que le rodea.

Además, El nuevo empleado cuenta con un sentido del humor bastante peculiar, que aparece en las situaciones más complicadas para quitarles hierro. No es una comedia, es más bien una forma de liberar presión. Aunque, conforme los episodios avanzan vamos notando como la historia va pasando de puros trámites burocráticos a algo mucho más serio y peligroso, y su humor desaparece casi por completo.

Como resultado, El nuevo empleado se va transformando y llegamos a sus últimos episodios con una trama muy de espías, con un final lleno de acción y situaciones arriesgadas que Owen tendrá que solucionar lo mejor que pueda, incluso cuando algunas de ellas no dependan directamente de él.

Qué dice Netflix de El nuevo empleado.

Resumen

Un abogado novato de la CIA se ve envuelto en una peligrosa lucha de poderes políticos internacionales cuando una antigua agente amenaza con divulgar los detalles de su larga relación con la agencia a menos que la exoneren de un grave crimen.

Sinopsis

‘El nuevo empleado’ gira en torno a Owen Hendricks (Noah Centineo), un joven abogado de la CIA que, en su primera semana de trabajo, descubre una carta de la exagente Max Meladze (Laura Haddock). En ella, amenaza con divulgar información confidencial sobre la agencia a menos que la exoneren de un grave crimen.

A partir de ese momento, Owen se ve envuelto en los entresijos del poder político, un mundo peligroso y a menudo absurdo dominado por personajes taimados, mientras recorre el planeta para cumplir con su misión y dejar su huella en la CIA.