Saltar al contenido

Crítica de Dead to me. 3 Temporada y final.

El 18 de noviembre, Netflix estrenó la tercera y última temporada de una de las mejores series que tiene en su plataforma: Dead to me. Fue allá en el año 2019 cuando nos sorprendió con esta peculiar historia sobre la amistad que va creciendo entre dos mujeres muy diferentes, unidas por la tragedia y con un secreto terrible a sus espaldas.

La serie está creada por Liz Feldman, que confesó que durante estas tres temporadas había creado un vínculo muy especial con sus dos protagonistas Christina Applegate (Jen) y Linda Cardellini (Jude). No hay ninguna duda de que si Dead to me funciona tan bien es gracias a ellas dos, que unido a una historia diferente han hecho que esta serie tenga una puntuación en IMDb de un merecido 8.

Repasamos la 1 y 2 temporada de Dead to me.

Dead to me 3 Temporada. La historia termina.

Hace tiempo que su creadora avisó de que Dead to me acabaría con su tercera temporada, y después de verla no nos cabe ninguna duda de que es así. Todo tiene un final, y en este caso ha sido por todo lo alto, dejándolo todo terminado aunque siempre jugando con el espectador a que él mismo le de el cierre que se merece una serie de esta calidad.

La segunda temporada de Dead to me acabó con un tremendo cliffhanger cuando las dos amigas sufren un accidente ocasionado justamente por Steve, el hermano gemelo de Ben, ex novio de Jude. Y así es como vamos a empezar esta tanda de nuevos episodios.

Jen y Jude acaban en el hospital con heridas leves mientas de Steve huye del lugar del accidente asustado por conducir bajo los efectos del alcohol. De nuevo volveremos a los líos que rodean la vida de estas dos amigas, ya que en ese momento él no sabe que en el coche que ha arrollado viajan las dos mujeres.

Dead to me 3 temporada
Jen y Jude, un dúo perfecto

Por si esto fuera poco, tendremos una nueva tragedia que se unirá de forma inexpugnable y que sin duda será la que pondrá final a esta icónica serie. Volveremos a ser testigos de esta amistad que nos ha cautivado y esta vez todo promete complicarse más de lo esperado.

Es verdad que la gran mayoría de las tramas llegan a su final, y todo quedará resuelto de un modo u otro, dando un final satisfactorio a la serie en ese sentido. Pero nos quedará un regusto amargo a todos los que hemos disfrutado con las locuras de estas dos mujeres que siempre tendrán un hueco en nuestra memoria televisiva, y en algunos casos, hasta en nuestro corazoncito.

Reir y llorar.

La última temporada de Dead to me cuenta con un total de 10 episodios de aproximadamente media hora de duración, tal y como sus predecesoras. Volveremos a tener ese humor negro que la caracteriza, y puede que en esta sea mucho mejor que en las anteriores. Personalmente me he reído más con los comentarios ácido de Jen, y los líos no buscados en los que acaba cayendo Jude.

Como todo final de temporada, iremos asistiendo a la resolución de todos y cada uno de esos problemas en los que las dos amigas se han ido metiendo a lo largo de este tiempo que llevan juntas. Algunos de ellos tendrán que complicarse más para acabar resolviéndose, y ahí está la gracia de esta serie.

Dead to me 3 temporada
Todo empieza a salir a la luz

Si he dicho que esta tercera temporada de Dead to me es la que más me ha hecho reir, también tengo que decir que es la que me ha hecho llorar. Como la vida misma, vamos a tener en estos últimos episodios momentos en que el nudo en la garganta es inevitable. Ha sido muy fácil ‘querer‘ a estas dos mujeres y somos humanos. Sin duda ambas han sabido como ganar al espectador y es imposible no sentir la angustia y la tristeza de lo que vamos a presenciar.

Y sobre esto me gustaría poder escribir más, pero caería en spoilers y ahora no es el momento. Dead to me acaba dejándonos con un sabor agridulce. Los fans de esta serie quedamos satisfechos pero nos hubiera gustado ver más episodios de la amistad de Jen y Jude. Para una serie buena que hay y la terminan con solo tres temporadas…