Black Summer, 2 Temporada de unos de zombies diferente

Han tenido que pasar dos años para que Netflix nos traiga la segunda temporada de Black Summer, una serie de zombies totalmente diferente a lo que solemos estar acostumbrados. Esta serie es un spin off de Z-Nation, pero con una visión más seria y terrorífica de los muertos vivientes.

Seguimos con zombies rápidos y fuertes, que no dejan de acechar a su víctima hasta que consiguen derrotarla o morir en el intento, cuya única forma de exterminar es destrozándoles el cerebro. Todos los que mueren se convierte en segundos en estas criaturas con ansia de sangre, por lo que si ves a alguien herido es mejor salir corriendo por si acaso.

En esta nueva tanda de episodios seguiremos a los protagonistas que sobrevivieron en la anterior temporada y veremos si son capaces de seguir con vida en este nuevo escenario campestre lleno de nieve.

Black Summer: 2 temporada mejorada

La serie sigue con peculiar estilo de rodaje cámara en mano que da esa sensación al espectador de estar allí corriendo por salvar su vida. También continua con esos cambios de un personaje a otro sin explicar casi nada, dejándolo todo a la interpretación de cada uno. La verdad es que tampoco necesitan explicar nada con palabras ya que Black Summer tiene la capacidad de ser suficientemente visual como para entender lo que está pasando sin necesidad de que te lo expliquen con diálogos.

Su primer episodio es un aviso de lo que vas a encontrar. Black Summer empieza fuerte, mezclando futuro, pasado y presente, y lo va encajando poco a poco de un modo que sorprende. Lo que en un principio parecía un caos absoluto va tomando forma magistralmente y volvemos a retomar el hilo de la serie.

También repiten en cuanto al formato de dividir los episodios en trocitos, algunos de escasos minutos, dándoles un nombre a cada uno de ellos. De este modo nos van mostrando pequeñas historias que nos dan una idea de lo difícil que es sobrevivir en este mundo apocalíptico y distópico lleno de zombies hambrientos.

Y por si no fuera suficiente con enfrentarse a los zombies, en esta segunda temporada se enfrentan al frio y la nieve y a la falta de recursos y comida. Esto provocará que los supervivientes formen grupos que acabarán enfrentándose unos a otros, por poder salir adelante en esos difíciles momentos.

Solo importa el presente

Si algo tiene Black Summer, además de zombies, es que explica perfectamente lo que es una situación survival. Las personas se vuelven desconfiadas y solo piensan en ellos mismos. Ese egoísmo por sobrevivir les hace enfrentarse unos a otros sabiendo que aquellos que mueran se convertirán en zombies a los que hay que matar. Pero en ese momento solo importa el presente, vivir segundo a segundo, y por eso no dudan en apretar el gatillo para conseguir unos minutos más de vida. Luego ya se enfrentarán a los zombies…

Y por este motivo vemos como los personajes van cambiando de bando, de uno a otro solo por vivir un poco más. No hay lealtad, no hay amistad, lo que importa es el presente y cada persona hará lo que sea necesario para seguir respirando. Por esto nos encontraremos que los personajes que sobreviveron en la primera temporada acaban separados, enfrentándose a todos los peligros solos o en compañía de nuevos aliados momentáneos.

Un claro ejemplo de esto es Rose (Jamie King), que no dudará en abandonar o asesinar a todo aquel que suponga un peligro para su hija Anna (Zoe Marlett), una adolescente a la que le ha tocado madurar en estos momentos y que muestra un carácter fuerte y seguro. También veremos las aventuras por sobrevivir de Kyungsun (Christine Lee) una de las favoritas de la serie de muchos espectadores. Las situaciones a las que se enfrenta acaban por afectarla, y es que Sun lo pasa realmente mal en esta segunda temporada.

black-summer-sinspoiler

Si el primer episodio de Black Summer es un caos lleno de cambios, giros, luchas y sangre; el final no es menos. En la primera temporada el objetivo a alcanzar era un estadio, en esta segunda es un aeródromo. Concretamente una avioneta que supone el poder alejarse del mundo de los zombies. Lo que nos da un episodio final cargado de tensión e incertidumbre, un subidón de adrenalina.

Todo parece indicar que habrá una continuación a esta nueva temporada. El final de esta deja cabos sueltos que esperemos que aten, y que esta vez no tengamos que esperar dos años para verlo.

Black Summer no es la típica historia de zombies. Tampoco su formato es algo que veamos mucho en series o películas. Tiene un ritmo trepidante lleno de acción con momentos de tensión y angustia que hará que mantengas la atención episodio tras episodio. Un survival en el que sientes lo que significa sobrevivir.