Apagón. Miniserie alemana. Episodio 5.

Ya tenemos disponible en HBO Max un nuevo episodio de apagón, la miniserie de origen alemana que nos propone como sería la vida sin electricidad. Durante sus anteriores episodios hemos visto como el caos y la violencia se ha ido adueñando de la población.

La policía sigue buscando al responsable de este hecho calificado como atentado con la única pista de una foto. Mientras el principal sospechoso, Pierre Manzano (Moritz Bleibtreu) sigue huido.

Frauke Michelsen (Marie Leuenberger) sigue al mando de la situación que cada vez se va complicando más todavía. La escasez de combustible está siendo un duro problema que no se puede solucionar sin dejar víctimas, haga lo que haga.

Además de estas difíciles decisiones a su espalda, la mujer tiene que cargar también con la desesperación de no encontrar a sus dos hijas pequeñas, desaparecidas en un tren cuando viajan de regreso a casa después de visitar a su padre en el momento en que se produjo el apagón eléctrico.

Sólo los análisis de series contienen spoilers. El resto de artículos no tienen spoilers.


Apagón. Episodio 5. Abismo: Días seis y siete.

El pasado de Manzano

Pierre Manzano sigue con su huida de la policía. El hombre se ha propuesto encontrar por sí mismo al verdadero causante del apagón que ha causado el caos total en la población. Mientras tanto, la policía sigue buscándolo y creyéndolo como parte importante del atentado perpetrado contra toda la red eléctrica. Por ello sigue investigando su pasado y amistades, y al hombre de la fotografía, con quien se piensa que está relacionado.

En el episodio anterior de Apagón, vimos como un grupo organizado se estaba dedicando a hacer explotar torres eléctricas. El inspector Jürgen Hartland (Heiner Lauterbach) acudirá a un aviso inminente de uno de esos ataques con la plena convicción de que todo forma parte del mismo plan de acabar con la civilización tal y como la conocíamos hasta ahora.

Por su parte Manzano sigue buscando a los amigos de su juventud pensando que alguno de ellos es el culpable. Pero lo que va encontrando por el camino no le da mucha esperanza. Parece que ninguno de ellos está detrás del código que se ha usado para apagar la mayoría de Europa, mientras las horas pasan y el caos se adueña todavía más de un mundo que parece condenado a la violencia.

Lo que si que encontrará el hacker en su búsqueda será el poder reconciliarse con aquellos a los que defraudó en su juventud, delatándolos y dándoles la espalda. Como último recurso regresará al apartamento de Helena (Jessica Schwarz), y será allí donde comprenda que nada puede hacer y que es mejor entregarse a la policía.

apagon

Por ese motivo acudirá a las puertas del Ministerio del Interior, donde un grupo de personas se está manifestando. El hombre intentará llegar a la entrada pero es detenido por la policía ante la mirada de Frauken. Mientras se lo llevan, Manzano irá gritando que puede ayudarles a solucionar esa situación, pero aun así, el hacker será arrestado e irá directo a una celda.

La central nuclear

En el anterior episodio de Apagón vimos lo complicado que se estaba volviendo tomar decisiones acertadas para Frauke. Una de ellas fue el desviar una cisterna de gasóleo hacia una centrar nuclear que se encontraba en momentos críticos. En este veremos que la situación ha empeorado y que todo parece indicar que se va a producir otro Chernobyl en aquella zona.

Estamos en un momento tenso, con el reloj en contra. Los problemas de abastecimiento de combustible están obligando a que el máximo responsable del funcionamiento de la central tenga que tomar decisiones drásticas que pueden poner en riesgo a la población. Todo ello para poder ganar algo de tiempo para que el preciado gasóleo llegue antes de una catástrofe mayor.

Han tenido que abrir las válvulas para que la presión disminuya y les permita mantener la esperanza hacia una recuperación al estado normal de la central. Pero ello conlleva la expulsión de gases tóxicos a la atmósfera que podrían causar daños muy graves, incluso la muerte, entre la población más cercana. Estamos en un momento en que cualquier decisión es mala, y solo se puede elegir yendo a la menos mala de todas.

Por si no fuera suficiente, la cisterna que estaba a solo diez minutos de su objetivo sufre un accidente… Una terrible noticia que hace que Frauken se culpe de una catástrofe nuclear que ya está en marcha, al ser ella quien tomó la decisión de desviar solo un camión en lugar de dos como todos le recomendaban.

En esos momentos de angustia, la mujer recuerda al hombre de la puerta gritando que podía ayudar. Rápidamente lo reconoce como el hombre de las noticias, el que hizo la entrevista donde se daba a conocer la verdad de lo que estaba sucediendo. De pronto, aquel desconocido se vuelve la única esperanza de Frauke, y ella se aferrará a eso.

Un final feliz

En este quinto episodio de Apagón no todo iba a salir mal. Recordemos que las hijas de Frauken siguen desaparecidas y que habían tenido la mala suerte de presenciar el asesinato del hombre que se las llevó del tren. Dos hombres buscando alimentos para su familia, entraron en la casa y fueron sorprendidos por el dueño con ese trágico final.

Las dos niñas pasaron de estar en un lugar con comida y con la posibilidad de encontrar a su madre rápidamente, a ser dos testigos de asesinato que en caso de hablar podría suponer la cárcel para los dos desconocidos que no duraron en llevárselas con ellos.

El futuro de ambas no es muy esperanzador. Mientras, no muy lejos de donde ellas están, su padre sigue su búsqueda incansable y desesperado. El final del episodio cuarto de Apagón nos hacía pensar en el peor final para estas dos niñas. Pero al empezar este, hemos podido ver como su captor las deja en libertad en medio del bosque indicándoles el camino a seguir hasta llegar al pueblo.

Las dos niñas quedan libres, pero parece que están más desamparadas que nunca. Sin un techo en el que cobijarse pasan frío y tienen miedo de la inseguridad que producen ver unas calles sucios y vacías llenas de oscuridad.

Pero no todo iba a ser malo, y la suerte quiso aliarse con ellas. En esos duros momentos encontrarán a su padre, sí el sufrimiento de toda la familia ha llegado a un final feliz. Algo que la verdad, se agradece.

Podemos ver el reencuentro con su madre que en esos momentos tan difíciles encuentra un atisbo de esperanza al ver a la niñas sanas y salvas. La aparición de las pequeñas sin dudas ayudará a Frauke a enfrentarse a los nuevos acontecimientos con la cabeza más centrada. Justo en uno de los momentos más delicados y decisivos de todos los que se han vivido hasta ahora.