Apagón. Miniserie alemana. Episodio 1

HBO Max estrenó el día 10 de febrero el primer episodio de Apagón, una miniserie alemana basada en el novela Blackout: Tomorrow will be too late, del escritor austriaco Marc Elsberg del año 2012. La serie tendrá formato semanal, estrenando un nuevo episodio cada viernes, y cuenta con un total de seis episodios.

La plataforma de streaming estrenó la serie sin previo aviso, además de que ha estado modificando el día de la semana para estrenar el nuevo episodio para al final quedarse con los viernes. De todos modos, estaremos atentos para traeros aquí el análisis de cada capítulo.

Sólo los análisis de series contienen spoilers. El resto de artículos no tienen spoilers.



Estamos ante un auge de películas y series catastrofistas que plantean un apocalipsis mundial. Algunas de ellas ponen como origen de este fin del mundo algún virus, como es el caso de Estación Once tambien disponible en HBO Max. Otras nos habla de rebeliones robóticas en forma de comedia, como BigBug. Y otras, como es el caso de Apagón, nos hablan de un colapso en la red eléctrica que sumirá al mundo en un caos total.

A continuación os dejo su trailer en su versión original. La serie está doblada al español. Os lo dejo para que os hagáis una idea de la tensión e intriga que promete.

Apagón. Episodio 1. Oscuridad: día uno y dos.

Solo en cuatro minutos.

La serie empieza en Bolzano, la capital del Tirol del sur. Es una ciudad italiana peculiar ya que una cuarta parte de su población es alemana. Un coche se mueve por la carretera mientras suena la música dentro. Al intentar subir el volumen, se quedará con el botón en la mano. De esta peculiar forma conocemos a Pierre Manzano (Moritz Bleibtreu), el que, por el estado de su coche, no está atravesando sus mejores momentos económicos.

La siguiente escena nos lleva hasta un hombre y un adolescente subidos en una montaña rusa. De aquí saltamos a un tren donde van dos niñas solas que tras una breve conversación con el revisor le cuentan que su madre las recogerá en Berlín.

Luego nos lleva a la central nuclear de Sajonia, en Alemania. Allí dos operarios hablan entre ellos sobre que algo no está funcionando como debería. Ambos empiezan a comprobar que está sucediendo, y cambiamos a un plano para volver a la montaña rusa que empieza a moverse.

Seguimos, esta vez viendo una mujer, Frauke Michelsen (Marie Leuenberger) con dos globos rojos en una estación de tren alemana, suponemos que es la madre de las dos niñas.

Y vuelven a llevarnos a la central nuclear con la frase del operario: Algo anda mal. Y ese mismo operario le pide al otro usar el apagado de emergencia o todo podría explotar.

En ese momento Pierre llega a la ciudad y todas las luce se apagan, lo que ocasiona que su coche sea arrasado, literalmente, por un camión.


Análisis de todos los episodios de La chica de antes

SinSpoiler: Miniserie de suspenso en HBO Max


Así empieza Apagón. En sus cuatro primeros minutos nos han dejado sobre la mesa la trama sobre la que la serie irá. Y esto es un ejemplo del dinamismo que la serie tiene. No pierde el tiempo dando vueltas a las cosas, es directa y todo funciona de manera que atrapa al espectador. Escenas cortas, de pocos segundos, que van saltando de un escenario a otro, imposible aburrirse.

Pierre y Frauke

La luz se ha ido, y eso provoca momentos de incertidumbre. Todos hemos sufrido alguna vez apagones y siempre hemos sabido que todo se solucionaría en poco tiempo. Confiamos en las personas que trabajan para solucionar estos problemas. Algo así sucede en la serie. La gente se sorprende pero no pierde el control.

Durante este primer episodio descubriremos que Pierre es informático, aunque ahora mismo trabaja como repartidor de pizzas, y que además se encuentra con la condicional. Mientras intenta recuperar la luz en su casa descubre algo que lo deja sorprendido. Parece que han hackeado el sistema informático eléctrico.

También vamos a ver a Frauke, que trabaja para el gobierno, y como es designada la persona encargada de coordinar el problema del corte de suministro. No solo se ha ido la luz en Alemania, el resto de países también empiezan a sufrirlo. Lo que parecía un apagón de minutos empieza a complicarse. La mujer empieza a movilizar el plan de emergencia destinado a estos casos.

Historias inquietantes

Mientras tanto, el apagón ha hecho que los ocupantes de la vagoneta de la montaña rusa hayan quedado suspendidos boca abajo. Aquí si que vemos el miedo en sus ocupantes, aunque intentan mantener la calma. Pero un incidente hará que ese miedo inicial se convierta en terror. Una escena intensa donde vemos a los ocupantes angustiados pensando en lo peor.

El tren donde viajan las dos niñas también se ha parado. Ambas están asustadas, intentan llamar a su madre pero nada funciona. Uno de los pasajeros muestra un interés por ellas que inquieta. Su forma de mirarlas, como les habla… Algo en él no inspira confianza.

apagon

Frauke ha conseguido la ubicación del tren en el que viajan sus hijas y decide ir a buscarlas. Mientras los pasajeros han sido evacuados a un lugar mejor, pero las dos niñas están asustadas y permanecen en el tren.

Y no son las únicas que se han quedado en el tren. El pasajero sospechoso intentará llevarse a las dos niñas con él. Unos momentos tensos que siempre nos ponen los pelos de punta al tratarse de niñas pequeñas.

Mientras su madre ha llegado al improvisado refugio buscando a sus hijas sin encontrarlas. La angustia queda patente en su cara y nos hace sentir impotencia.

La decisión de Pierre

Pierre va a hablar con la policía sin éxito. El tiempo pasa y la luz sigue sin volver, la gente empieza a impacientarse y el caos inicial por no saber organizarse empieza a convertirse en algo más peligroso, aunque todavía se puede controlar. Ya han pasado seis horas desde el apagón.

Que la policía no le haya hecho caso era algo que se esperaba Pierre así que decide emprender un largo viaje hasta la sede de la central hidroeléctrica. Llega a su destino cuando ha amanecido, y logra colarse en la sede en medio del lío que unos manifestantes están provocando en sus puertas.

Nada más entrar en el edificio es detenido por un empleado. Y entonces Pierre le contará que han hackeado su sistema, y que sabe eso por que él lo ha hecho antes muchas veces.

Ante la amenaza de que el informático hable con la prensa, consigue ser llevado a una sala donde espera hablar con algún alto cargo de la compañía. Pero lo que sucede es que Pierre es llevado a la fuerza por un grupo de militares que lo subirá en un helicóptero sin mediar palabra.


Como podéis ver, Apagón promete. Hemos tenido un primer episodio intenso con un ritmo trepidante en su historia que nos deja muchas incógnitas. Veremos si saben mantener el ritmo en breve.