Saltar al contenido

Crítica de Alguien está mintiendo (2021) 1 Temporada

El viernes 18 de febrero del 2021 se estrenó en Netflix la serie Alguien está mintiendo (One of us is lying). Un whodounnit ambientado en una ciudad costera llamada Bayview y que sigue a un grupo de adolescentes que se han visto implicados en un suceso donde ha resultado muerto un joven. La serie está basada en el bestseller homónimo de la escritora Karen M Mcmanus.

La novela es la primera parte de una trilogía llamada One of us: One of us is lying, One of us is next y One of us is back. La serie es originaria de la plataforma de streaming Peacock, y se estrenó a finales del año 2021. El éxito conseguido hizo que en enero se anunciara una segunda temporada de la que de momento solo se sabe que repetirán ubicación en Nueva Zelanda y que el guion estará también escrito por Erika Saleh.

La serie tiene diferencias en cuanto al planteamiento del trágico suceso que desencadena todo lo que después veremos. Por lo que más bien se trata de una adaptación libre del bestseller. Tiene un total de ocho episodios de menos de una hora de duración cada uno de ellos, y en sus primeros días se coló en el top ten de lo más visto en Netflix.

Alguien está mintiendo. 2 Temporada.

Alguien está mintiendo. Un whodunnit con adolescentes.

He de decir que la primera impresión al empezar a ver la serie fue la de no convencerme. Alguien está mintiendo empieza de un modo que deja claro a que público va destinado: adolescentes. Pero conforme va avanzando vemos que en realidad puede ser vista por un público más adulto.

Esto se debe a que han elegido temas para darnos a conocer a sus protagonistas que pueden suceder en cualquier edad. Aunque tendremos otros más propios de esa edad, pero no lo hace de una forma cargante ni se recrea en ellos dándoles vueltas y más vueltas.

La serie nos da un fiel reflejo de la sociedad actual frente a internet. La privacidad se ha perdido y cualquier puede conseguir información sobre ti y publicarla de forma anónima para hundirte. Por supuesto estamos hablando de unos datos conseguidos de forma irregular y que son oscuros secretos que no queremos que nadie sepa. Una prensa amarilla que no solo habla de los famosos.

alguien está mintiendo

Eso mismo sucede en el instituto Bayview High, donde los secretos son puesto a la luz por unos de sus alumnos sin ningún tipo de remordimiento. Ha empezado el curso y Simon Kelleher (Mark McKenna) ha pasado todo el verano recopilando información para poder subirla a una red social a la que todos los adolescentes siguen y temen.

El primer día de clase ya ha prometido dar información sobre cuatro respetados alumnos que hará que dejen de serlo.

Alguien está mintiendo nos lleva a conocer a Simon, el estudiante más odiado de todo el instituto. Su hobby es buscar secretos del resto de sus compañeros y destaparlos de forma explosiva con la intención de descubrir quien es en realidad esa persona. Esos secretos suelen ir en contra de la forma de vida que suelen llevar los jóvenes afectados por los cotilleos. Para él es una manera de desenmascarar a personas hipócritas que fingen ser algo que nunca han sido.

El joven es castigado junto con otros cuatro alumnos más: Addy Prentiss (Annalisa Cochrane), Cooper Clay (Chibuikem Uche), Bronwyn Rojas (Marianly Tejada) y Nate Macauley (Cooper van Grootel). Los cinco deberán quedarse después de clase a hacer una redacción como castigo. Y justo en ese momento Simon muere en extrañas circunstancias y los otros cuatro serán investigados por homicidio.

Secretos y más secretos.

El punto fuerte de Alguien está mintiendo es primeramente esa puesta en escena del lugar de los hechos. Una habitación cerrada donde solo hay cinco personas y una de ellas muere. Como es de suponer los supervivientes empezarán a ser investigados como posibles autores del crimen.

El otro punto de la serie son los secretos muy bien dosificados. Esto hace que sientas intriga por todo lo que está pasando. Conforme avanzan los episodios conoces mejor a los cinco protagonistas y a personas cercanas a ellos, y vas descubriendo que no son todo lo que aparentan ser. Algo que sucede de forma habitual en nuestra vida, por que, seamos sinceros, todos tenemos secretos.

Alguien está mintiendo

En este caso esa información que nos van dando episodio a episodio hace que participes en buscar al asesino, y empieces a dudar de todos ellos. No puedes fiarte de nadie. Eso lo hace muy bien la serie dándonos una pequeña información sobre alguien a quien ya habíamos descartado, y las dudas vuelven.

Así será como se sentirán los cuatro jóvenes investigados. Ese suceso los acercará y empezarán una relación con altibajos pero unidos por la determinación de saber qué sucedió en aquella habitación cerrada y así poder ser exculpados del trágico suceso. Y de esta manera es como acabaremos conociendo mejor a estos cuatro adolescentes, su vida, sus sueños, su familia…

Alguien está mintiendo juega con el espectador constantemente creando intriga. Aunque también tiene momentos donde los protagonistas resultan demasiado infantiles, y otros que no acaban de encajar y parecen metidos a presión en la trama. A pesar de eso, es entretenida de ver.

Además nos da la sensación de que nos quieren dar un mensaje, por que son varias las veces que nos nombran la hipocresía y nos muestran situaciones en las que los protagonistas hacen cosas contrarias a sus creencias. Algo que, según Alguien está mintiendo, sucede de forma habitual en la vida.