Saltar al contenido

1899. El misterio en mayúscula regresa a Netflix.

1899 ya está en Netflix y seguro que se convierte en la serie más popular en la plataforma de streaming y fuera de ella. En gran parte porque nos llega de la mano de los creadores de Dark, Baran bo Odar y Jantje Friese, y esto por si solo ya es suficiente motivo para darle al play.

Aunque no es Dark, esta historia intrigante tiene todos los ingredientes necesarios como para que se convierta en una de las mejores serie de este año 2022. Así que los amantes de tramas misteriosas, complicadas y llenas de jeroglíficos sin sentido ya tienen donde hincar el diente.

La historia trascurre en el año1899. Un vapor transporta emigrantes a América. Los pasajeros, procedentes de diversos países de Europa, tienen en común las esperanzas y los sueños para el nuevo siglo y su futuro en el extranjero. Pero cuando descubren otro barco de emigrantes a la deriva en alta mar, su viaje da un giro inesperado. Lo que se encuentran a bordo transformará su travesía a la tierra prometida en una pesadilla terrorífica.

1899. ¿Qué pasó en el Prometheus?

Lo primero que tengo que decir es que he visto 1899 de tirón, y escribo justo después de haberla visto. Así que aun tengo en el cuerpo toda la adrenalina de estos ocho episodios. Me ha gustado mucho, que digo, muchísimo. De nuevo estamos ante un ejemplo de cómo se puede crear misterio de la mano de unos personajes intrigantes, y de una historia complicada que se va simplificando hasta hacerla comprensible e incluso real.

Eso tiene mucho mérito, por que nada tiene sentido en ese barco donde sus pasajeros empiezan a experimentar visiones que les llevan al pasado en el presente. Pero, una vez más, sus creadores han demostrado que son capaces de hacer creíble la historia más sorprendente que su cerebro privilegiado pueda imaginar. Y cuando el espectador cree en lo que está viendo, pues chapó!

Seguramente que 1899 tiene fallos, todavía no me he parado a analizarla tranquilamente después de haberla visto porque prefiero mantener esta sensación de euforia que me ha quedado después de viajar con sus protagonistas para conocer qué está sucediendo en torno a ellos. Y la verdad, me da igual sus fallos. Se que mientras la estás viendo no le ves ninguno. Todo va encajando y tomando sentido dentro de ese galimatías en que lo real se confunde con lo onírico.

1899

1899 tiene magia. Sus protagonistas te van llevando por ese barco mientras descubren los secretos que oculta y al mismo tiempo conocemos los suyos propios. Ambos se van mezclando formando, una tela de araña que te deja atrapado en ella sin tiempo para pensar. Solo sigues la historia que poco a poco se va desmenuzando hasta llevarnos a su final que… Tienes que verla.

Protagonistas de 1899.

Maura Franklin.

Interpretado por Emily Beecham a la que hemos visto en por ejemplo, Cruella. Es la protagonista de 1899 y sobre ella se basa gran parte de toda la historia que vamos a ver. Una mujer determinada y con carácter que estudió medicina en una época donde ese campo era exclusivo para el género masculino.

Viaja en el Kerberos que hace el trayecto desde UK a USA, buscando respuestas a un enigma al que le faltan piezas pero que está dispuesta a resolver.

Eyk.

Lo conoces de Dark, es Andreas Pietschmann. Esta vez interpreta el papel del capitán del Kerberos. Un hombre sombrío y lánguido con una trágica historia a sus espaldas. Sobre el recaerá la toma de decisiones, y muchas de ellas serán difíciles de entender hasta por él mismo.

Eyk se convertirá en el compañero de Maura en ese barco que parece maldito. Ambos intentarán darle una explicación lógica a todo lo que se van encontrando aunque sea muy difícil de comprender y se escape de todo razonamiento.

Daniel.

Aneurin Barnard interpreta este enigmático papel. Un hombre misterioso que desde que aparece nos deja preguntas e incluso desconfianza por su forma de actuar. Oculta algo, y sea lo que sea, solo necesitamos ver la primera secuencia donde aparece para hacernos una idea. ¿Quién es en realidad Daniel? ¿Porqué hace las cosas que hace? ¿Cómo llegó al barco?

El chico.

Sin duda uno de los personajes más inquietantes de 1899, y eso se multiplica porque estamos hablando de un niño. Interpretado por Fflyn Edwards, el joven es capaz de hacernos sentir un leve sentimiento de mal estar cada vez que lo vemos aparecer en escena.

1899

Ese carácter retraído y silencioso se suma a la forma tan extraña en la que fue encontrado. No sabemos si es bueno o malo. Pero lo que sabemos es que nada tiene sentido desde que él apareció, o ¿fue antes cuando el sentido empezó a perderse?

Angel.

Viaja en el barco en compañía de su hermano Ramiro, un sacerdote. En seguida nos damos cuenta de su forma de ser casi déspota donde parece no tomarse en serio nada. El joven de origen español está interpretado por Miguel Bernardeau, al que hemos visto en Elite.

Ramiro.

Interpretado por José Pimentão en el papel del sacerdote que viaja con su hermano Angel. Poco avispado hay que ser para darse cuenta de que su tez morena no tiene nada que ver con el tono pálido de su acompañante, y no es lo único que lo diferencia de él. Ambos tienen una forma de ser completamente diferente y una forma de ver la vida que tampoco se parece mucho. ¿Cúal será el verdadero motivo de ese viaje para estos hermanos?

Clemence.

Mathilde Ollivier da vida a esta joven recién casada con un importante ex militar, Lucien. Ambos están en su luna de miel, aunque parece que la relación entre ambos es demasiado fría para una pareja en su situación. Podemos notar que entre ambos no existe ninguna empatía y parece más bien una pareja creada por algún tipo de conveniencia.

Lucien.

El marido de Clemence está interpretado por Jonas Bloquet. Es un hombre sombrío que parece no sentir ningún tipo de afecto por su recién esposa. Huye de su conversación siempre que puede y solo se les puede ver juntos en esos momentos donde el hecho de no estar juntos supondrían cuchicheos y chismes.

Tove.

Uno de los personajes que más me ha gustado de 1899. Está interpretado por Clara Rosager. Tove es una joven de clase humilde que viaja con su familia formada por su hermano Krester, su hermana pequeña, y sus padres Anker e Iben. Una mujer embarazada de siete meses que se arriesga en un viaje largo buscando una vida mejor, o ¿quizá el motivo sea otro?

1899

Krester.

El rostro desfigurado del hermano de Tove nos hace pensar que la vida no ha sido precisamente buena con él. Lucas Lynggaard Tønnesen interpreta a este joven, amable y protector de su familia, pero muy humano. Un joven para el que la familia es lo primero, y tiene fe ciega en su madre.

Anker.

El padre de la familia danesa que viaja en la bodega del Kerberos siguiendo la voz de dios que se manifiesta a través de su esposa Ibén. El pastor de la religión danesa está interpretado por Alexandre Willaume, un hombre gris que solo quiere lo mejor para su familia, y que tiene dudas sobre su capacidad como sacerdote.

Iben.

Maria Erwolter interpreta a la mujer de Anker y madre de Krester y Tove. Una mujer religiosa que cruzó la línea del fanatismo hace mucho tiempo. Cree que dios le habla para mostrarle el camino que su familia debe seguir.

Virginia.

Una mujer que viaja sola en una época donde esto no está bien visto. Interpretado por Rosalie Craig pronto podremos ver como ha aprendido a sobrevivir en un mundo donde siempre ha sabido buscarse la vida, aunque no haya sido de modo muy ortodoxo.

Ling Yi.

Interpretado por Isabella Wei, una joven de origen oriental que viaja acompañada por su asistenta Yuk Je. Su aspecto y su forma de actuar comedida y educada esconden en realidad un pasado mucho más turbio del que pretende escapar con este viaje.

1899

Olek.

Maciej Musial es Olek, un joven de origen humilde que es parte de la tripulación del Kerberos. Guarda en su bolsillo una foto raída de la Estatua de la Libertad que mira siempre que las fuerzas le flaquean. Este viaje supone una nueva esperanza para él.

Jerome.

Otro personaje enigmático que parece formar parte de la tripulación pero eso es algo que no queda claro. Yann Gael da vida a este personaje de 1899 que inicia este viaje con un fin oculto y que poco a poco conoceremos. El hombre guarda un pasado en común con uno de los pasajeros del barco, y no es un pasado agradable.

Yuk Je.

Es la asistenta de la joven oriental Olek. Encarga de su bienestar y de proteger su integridad en este largo viaje. Está interpretado por Gabby Wong en el papel de una mujer recta que juega a ser algo que no es.

En resumen.

1899 es una de esas series que tienes que ver. Te aseguro que si te gustan los misterios, la intriga, los giros, y el drama con secretos y situaciones complicadas, te va a encantar. De nuevo sus creadores juegan con nuestra mente de forma magistral, llevándonos por una trama donde no hay papel pequeño y cada personaje es importante.

Sin duda está serie pasa a la lista de series que recordaré siempre. Un claro ejemplo de lo que una historia debe de tener para impactar al espectador, para mantenerlo atento, para empatizar con unos protagonistas con un pasado turbulento a sus espaldas que estalla en los momentos más tensos, dejándonos en el aire preguntas realmente inquietantes.

Así que, por favor, guionistas del mundo: queremos más historias como 1899. Humanas, cercanas, fantásticas, absorbentes, imaginativas, explosivas, misteriosas… de las que ves sin pensar en el tiempo, de las que te dejan pensando. Y por supuesto, queremos una segunda temporada de 1899, no más cancelaciones.